Ford iniciará en noviembre operación de nueva planta de motores

Las nuevas instalaciones para la fabricación de motores se construyen dentro de la actual planta de motores de Ford en Chihuahua

Foto: web
19 enero 2017 || 15:07 || Agencia NTX
Compartir en redes

México.- Ford de México anunció que en noviembre próximo iniciará la producción de motores a gasolina en una planta que construye en el estado de Chihuahua, con lo que se convertirá en el fabricante de motores más grande de México y generará unos mil 200 nuevos empleos.

El gerente de Operaciones de la planta Ford en esa entidad, Marcos Madrid, informó a Notimex que las obras de construcción van de acuerdo con lo planeado y “el programa no ha cambiado”, luego de que surgieron versiones de que la compañía había suspendido las obras.

En la actualidad, la planta de motores en Chihuahua fabrica el motor 1-4 con 295 mil 316 unidades anuales, además de la producción de 179 mil 900 motores a diésel.

De esta manera, se estima que una vez que inicie la fabricación de motores a gasolina, la producción total superaría incluso el medio millón de unidades al año.

El directivo afirmó que el edificio estará listo durante el primer trimestre de este 2017 y el equipo se introducirá hacia el tercer trimestre, “es decir, el programa de la planta es escalonado y su lanzamiento será en el último trimestre del año y éste irá creciendo año con año”.

Las nuevas instalaciones para la fabricación de motores se construyen dentro de la actual planta de motores de Ford en Chihuahua, en donde la empresa producirá nuevos motores a gasolina con una inversión de 1.1 mil millones de dólares, que anunció desde 2015.

Los motores que se fabricarán en el complejo serán exportados a Estados Unidos, Canadá, América del Sur y la región Asia-Pacífico, lo que apoyará la creciente línea de producción de autos compactos de la empresa automotriz.

Sumado a ello, cabe recordar que la empresa también construye una nueva planta de transmisiones dentro de las instalaciones de su antiguo socio Getrag en Irapuato, Guanajuato, con una inversión de mil 200 millones de dólares, en donde se generarán unos dos mil nuevos empleos.

La planta de Irapuato es la primera de transmisiones de Ford en México y producirá dos nuevos modelos para productos clave principalmente en América del Sur, Europa y Asia-Pacífico, así como en otros mercados de América del Norte.

El presidente y CEO de Ford de México, Gabriel López, recordó que “en la actualidad dentro de Ford, México es el cuarto productor de vehículos, el cuarto mayor productor de motores y el segundo mayor país en suministrar autopartes a las instalaciones globales de la compañía.

“Esperamos ofrecer aún mejores productos, incluyendo ahora nuevos motores para servir a los clientes de Ford en todo el mundo”, expuso.