Fortalece IMSS la atención en hospitales de Córdoba

Foto: web
15 diciembre 2016
11:27 hrs
César Estrada

Córdoba, Ver.- Con la finalidad de fortalecer la atención que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), otorga a los derechohabientes  de Córdoba y zonas aledañas, el Hospital General de Zona Número 8 (HGZ) remodeló algunas de las áreas, entre ellas la sala de quimioterapia y la clínica de heridas, además recibió computadoras, bancas y puso en marcha el nuevo elevador. En el HGSZ No. 12 de Potrero, también hubo mejoras.

El Delegado Regional ingeniero Jorge Tubilla Velasco informó que para la remodelación de la sala de quimioterapia del HGZ 8 se destinaron 290 mil pesos, en tanto que para la clínica de heridas,  que atiende principalmente a pacientes diabéticos, la inversión fue de 30 mil pesos, con lo que se brindan espacios cómodos y cálidos para la atención de los pacientes.

remodelacion-quimioterapia-2

Acompañado del Secretario General de la Sección IV del SNTSS doctor Francisco Javier Arrazola, Tubilla Velasco dijo que que a partir de ahora se cuenta con un nuevo elevador, cuyo costo supera los 3 millones de pesos, mismo que facilita el desplazamiento hacia los pisos de pacientes, derechohabientes y familiares; se dotó al hospital de un ventilador volumétrico neonatal, bancas para consulta externa, se rehabilitaron 350 metros de plafón que abarcó urgencias y consulta externa y se recibió equipo de cómputo y sillas de ruedas

El ingeniero Tubilla Velasco visitó el HGSZ No. 12 en Potrero, en donde se invirtieron 180 mil pesos en la ampliación de la sala de espera de urgencias; fortaleciendo también a la unidad con equipos de cómputo y sillas de ruedas y se procedió a la rehabilitación del drenaje sanitario; trabajos que contribuyen a que la atención que se ofrece a los usuarios se de en óptimas condiciones, en espacios amplios, dignos y ventilados.

remodelacion-quimio-3

El funcionario destacó que en el IMSS se está trabajando fuerte en beneficio de los derechohabientes, a través de la aplicación del Decálogo, que incluye UNIFILA, el programa de referencia y contra referencia, gestión de camas y otros vertientes; además en cada una de las delegaciones se aplicar recursos para mejorar y rehabilitar la infraestructura; reconoce que siempre hay áreas de oportunidad por lo que las gestiones para recibir mayores apoyos y cada una de las unidad se renueve son permanentes.