Fraude en los servicios de Salud de Veracruz

Escándalo desatado por el sucio manejo de la Secretaría de Salud de Veracruz, desde el año pasado se dio a conocer que hay deudas con proveedores por 1,287 millones 709 mil 535 pesos

23 enero 2017
11:13 hrs
Rafael Flores Hernandez

El escándalo desatado por el sucio manejo encontrado en la Secretaría de Salud de Veracruz en donde, desde mediados del año pasado blog.expediente.mx y sinembargo.mx, dieron a conocer que en dicha dependencia hay deudas con proveedores por 1, 287 millones 709 mil 535 pesos, con lo cual es la tercera dependencia más endeudada. Aunado al anuncio que realizó el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares acerca de la impartición de quimioterapias falsas y al más reciente anuncio sobre el descubrimiento de un segundo lote de medicamentos oncológicos apócrifos ha desatado una ola de indignación a nivel nacional y ha logrado atraer la atención de la Secretaría de Salud Federal que ha enviado a expertos de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) con la finalidad de verificar, mediante análisis, la falta de principios activos en estos medicamentos. También se han interpuesto denuncias formales en contra de los ex – gobernadores Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa, así como de los secretarios de Salud de ambas administraciones.

Desde mediados del año pasado se dio a conocer que en dicha dependencia hay deudas con proveedores por 1, 287 millones 709 mil 535 pesos

Al parecer el turbio manejo del presupuesto en el sector salud, convertido en un verdadero nudo gordiano, puede empezar a desmenuzarse a partir de la confesión de parte del ex – tesorero de la Secretaría de Finanzas y Planeación y hoy diputado federal Antonio Tarek Abdala quien reconoció en noviembre pasado el desvío de, por lo menos 300 millones de pesos, de un subsidio federal de salud que fue utilizado para cubrir “otras prioridades” ya que esa era la política estatal, es decir tapar un hoyo abriendo otro. El diputado en cuestión apenas si cuenta con experiencia política, su perfil profesional no es el de un economista, cuenta con una licenciatura en prensa estratégica y relaciones públicas, quizá las relaciones públicas fueron las que mejor operaron para convertirlo en Director de Administración y Finanzas del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Estatal al arranque del sexenio de Javier Duarte de Ochoa, de donde salió para asumir el cargo de tesorero estatal, luego de que a dos colaboradores de esta dependencia les fueron confiscadas, en Toluca, Estado de México maletas con 25 millones de pesos en efectivo que se supone llevaban para pagar contrataciones de las fiestas de la candelaria y cumbre Tajín, justo un 30 de enero pero de 2012 y transportados en un avión oficial del Gobierno del Estado de Veracruz.

FRAUDE EN SALUD PÚBLICA EN VERACRUZ (1)

Volviendo a Tarek Abdala éste fue inhabilitado por 10 años para ocupar cualquier cargo público en sanción impuesta por la Contraloría de Veracruz después de que la Auditoria Superior de la Federación interpuso una denuncia por la desaparición de 315 millones 627 mil 148 pesos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA) entregados a la administración de Javier Duarte en 2013 cuando el funcionario en cuestión se desempeñaba como tesorero estatal, aclarando la Auditoria que esa denuncia era solo una de múltiples por el desvío de más de 60 mil millones de pesos. Por si fuera poco, apenas en diciembre pasado la Procuraduría General de la República informó que Antonio Tarek Abdala Saad es investigado por el desvío de 2 mil 342 millones de pesos que fueron entregados por la Federación para programas de salud, sociales, de seguridad y medio ambiente.

Tarek Abdala fue inhabilitado por 10 años para ocupar cualquier cargo público después de que la Auditoria Superior de la Federación interpuso una denuncia por la desaparición de 315 millones 627 mil 148 pesos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud

En 2014 volcó todo su esfuerzo primero en obtener la candidatura para diputado federal por el distrito de Cosamaloapan, Veracruz y después por ganar la elección, dicen que incluso recibió apoyo del narco. La meta era alcanzar el fuero, logro que obtuvo en las elecciones de junio de 2015.

Llama la atención que, el hoy Diputado Federal, en su declaración 3 de 3 señala que su esposa se desempeñó como especialista en proyectos en el Ayuntamiento de Veracruz de marzo de 2014 a febrero de 2015, poco menos de un año, un mes exactamente, teniendo un ingreso anual de 180 mil pesos; mientras que él declara ingresos netos anuales de 907, 805 pesos. No declara ningún bien inmueble de su propiedad o de su cónyuge y/o en su caso co-propiedad, dice poseer un solo vehículo, una camioneta Grand Cherokee 2014, tampoco declara bienes muebles de ningún tipo, como tampoco su esposa posee alguno, deben vivir en casas rentadas con todos los muebles incluidos se supone, tampoco hay alhajas ni obras de arte, deben ser, seguramente, muy austeras en verdad estas personas. En cuanto a cuentas bancarias declara poseer dos con montos menores a 100 mil pesos, una con 60, 413 pesos con 80 centavos y la otra por 36, 762 pesos con 63 centavos; en tanto su esposa posee tres cuentas, a saber una por 160 mil pesos, otra por 100 mil pesos y una más con 9 mil pesos.

Por si fuera poco en febrero de 2016, también hace casi exactamente un año fue dada a conocer una fotografía de Antonio Tarek Abdala con Francisco Navarrete Silva lugarteniente del Cártel de Jalisco Nueva Generación, que presumiblemente actúo como operador de campaña. Posteriormente fue capturado ya que también/se le vincula con la desaparición de cinco jóvenes del municipio de Playa Vicente.

tarek y jefe de plaza CJNG

Fuentes internas de la PGR indican, desde diciembre pasado, que se prepara el expediente para solicitar el desafuero del diputado federal ante el Congreso de la Unión.  Seguramente muchas líneas de investigación podrán dilucidarse y esperamos que está sea una de las múltiples detenciones que la autoridad federal deberá realizar para esclarecer a fondo el destino de miles de millones de pesos.