Ganó Veracruz, pierde AMLO 1 a 0 en el marcador político

17 abril 2017
12:04 hrs

Por Emilio González

Y como a todos les gusta el futbol, con la captura del exgobernador Javier Duarte de Ochoa ganó Veracruz, y perdió “El Peje” Andrés Manuel López Obrador al decir: “Detienen a Duarte para simular que combaten la corrupción. Pero el pueblo no se conforma con chivos expiatorios, quieren la caída del PRIAN”.

No es necesario ser muy sabio para entender que los unía una amistad de pesos, pues en la pasada campaña a gobernador “El Peje” defendió a capa y espada a JAVIDU, según que había un plan maquiavélico orquestado por Carlos Salinas de Gortari para vencer a MORENA.

Definición de “chivo expiatorio”: Es aquella persona que asume la responsabilidad de algo que no ha hecho. De esta manera, cuando se da una situación en la que hay un culpable de un hecho pero se ignora quién es, alguien decide inventarse una persona para “hacerle pagar el plato” o “cargarle el muertito”.

Quien se convierte en el chivo expiatorio es víctima de alguna argucia de alguien que hábilmente lo convierte en responsable de una acción aunque propiamente no lo sea. Con esta estrategia el auténtico culpable de un hecho se libra de un posible castigo.

A pesar de las denuncias que presentó el mandatario estatal Miguel Ángel Yunes Linares, y lo que el pueblo sabe del desfalco de más de 20 mil millones de pesos, más lo que se acumule, el enriquecimiento ilícito de Javier Duarte y su familia, las empresas fantasmas, el crecimiento de la violencia, asesinato de periodistas, quimioterapias “patito”, cuentas en el extranjero, y más, para “El Peje” su amigo JAVIDU es inocente, lo califica de un pobre chivo expiatorio.

Pero lo que hace AMLO es exculparlo ¿otra cortina de humo para Andrés?

Recordar es volver a vivir, cuando el hermano de López Obrador hizo el llamado a apoyar al PRI en Veracruz, y la esposa trabajando en el gobierno.

La versión del financiamiento de JAVIDU hacia la campaña de Cuitláhuac García, frustrado candidato a la gubernatura.

Igual que MIYULI, “El Peje” debe hacer el compromiso público que si gana en el 2018, meterá a la cárcel a toda la camarilla del PRI.

Aunque podría suceder lo que en Argentina con la Ley de Punto Final, de borrón y cuenta nueva, donde se perdonaban los delitos y crímenes de la dictadura para dar paso a la democracia.

Debe hablar con la verdad, nada de medias tintas, y que sea el pueblo quien lo apoye o lo derrote en la elección del 2018.

MISIÓN CUMPLIDA, MENSAJE DE YUNES LINARES AL PUEBLO DE VERACRUZ
El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares le cumplió a Veracruz, tras 12 años de corrupción, Javier Duarte se encuentra en la cárcel. Y efectivamente, JAVIDU está tras las rejas. MIYULI presentó varias denuncias penales contra el exmandatario Duarte de Ochoa, y cómplices, que el pueblo espera muy pronto le hagan compañía.

Claro que se siente orgulloso por contribuir en la captura de Javier, porque así lo exigía el pueblo para sancionarlo por el saqueo que hizo él y su banda.

Yunes Linares dedicó 13 años de su vida para documentar el atraco a las finanzas de Veracruz. Luchó y por fin la justicia sale a flote. La familia Yunes Márquez tomó la decisión de enfrentarlos, y así la cárcel se llena de exfuncionarios de la banda de JAVIDU.

Desataron la guerra sucia, y hasta su hijo Miguel sufrió un atentado, del que salió con vida. Nunca aceptó acuerdos en lo oscurito, con el grupúsculo que gobernó a Veracruz. Lo denunció, y ya está en prisión JAVIDU. Cumplió su palabra a los habitantes de la entidad, y contribuyó en la captura también el presidente Enrique Peña Nieto.

Pasaban los días, y cayó uno, luego otro, pero el pez gordo se escondía, aunque asomó la cabeza, para ser detenido. El Gobierno de Veracruz y la Fiscalía General del Estado hicieron bien su trabajo. Presentaron las denuncias y elementos para aprehender al prófugo de la justicia. Ya liberaron dos órdenes de aprehensión contra JAVIDU, adicionales a las del gobierno federal. Veracruz se sumará a la solicitud de extradición que presente la presidencia de la República.

La promesa de campaña se cumplió, en el penal de Pacho Viejo se encuentran quienes fueron Secretarios de Finanzas, de Infraestructura y Obras, y de Seguridad Pública. Flavino Ríos Alvarado exgobernador interino, cuenta con prisión domiciliaria, por prestar un helicóptero a Javier Duarte. En 5 meses, existen múltiples denuncias más contra muchos exservidores públicos del gobierno de Duarte y del gobierno de Fidel Herrera. La historia no termina con la detención de Javier, hay otros peces que pronto caerán, y van a ir a la cárcel. Van a devolver lo que se robaron para beneficio de los veracruzanos. Aquellos que acumularon fortunas con Javier y Fidel que se cuiden, les va a caer la voladora. Ya suman mil 200 millones recuperados en efectivo y bienes aplicados en programas de salud.