Gasolina ¿quién subsidia a quién?

9 enero 2017
21:01 hrs

Gasolina ¿quién subsidia a quién?
La insoslayable brevedad
Javier Roldán Dávila
El 1 por 1 lo quieren convertir en cálculo integral y diferencial
Uno de los argumentos que el presidente Peña Nieto esgrimió para justificar la liberación de los precios de las gasolinas, fue que el gobierno anterior había dilapidado más de un billón de pesos en subsidiarlas.
El primer error radica en buscar responsables de las acciones propias, pero suponiendo que, en efecto, los subsidios distorsionan la economía, hagamos un breve análisis al respecto.
La pregunta inicial es ¿de dónde viene el dinero para subsidiar los combustibles?, la respuesta es sencilla: de los impuestos.
Para ir en forma didáctica lanzamos el siguiente cuestionamiento ¿quiénes pagan los impuestos?, solución de primaria, los ciudadanos que son gravados, no todos, claro está.
Bajo esta lógica, llegamos a una conclusión: Peña Nieto no subsidia absolutamente nada (ni ningún otro gobernante), lo hace la base de contribuyentes con el pago de los tributos.
Así las cosas, en realidad, los contribuyentes están subsidiando en forma lícita a todos los servidores públicos, pues del erario salen sus salarios.
Pero ahí no para el asunto, existe un subsidio ilegal que se factura por medio de la corrupción, es decir, todo el presupuesto malversado, inobjetablemente, va con cargo a la Hacienda Pública.
Este es el real motivo del enojo, la impunidad con la que actúan los funcionarios deshonestos, pues no tan sólo no son castigados, sino, que en muchas ocasiones, son promocionados.
Dijera el otrora patrón de los tecnócratas: ¡no se hagan bolas!