Gobierno no subsidió gasolina en 2015 y 2016

16 Enero 2017
19:17 hrs

AHORA O NUNCA

Gobierno no subsidió gasolina en 2015 y 2016, al contrario, sangró la economía de particulares con más de 410 mil millones de pesos por IEPS.

Juan Bueno Torio

Estamos próximos al inicio del gobierno de Donald Trump en Estados Unidos, de eso se habla en todo el mundo y desde luego y particularmente en México.

Sin duda en nuestro país tendremos que hacer acopio de toda nuestra imaginación e inteligencia, de todas nuestras capacidades, no solo del gobierno y la población en general, sino también de profesionistas y de todo el sector productivo, particularmente cámaras, organizaciones agrícolas, agropecuarias y empresariales, pues sin duda ante las amenazas que está planteando Trump de revisar el Tratado de Libre Comercio, todo puede ser susceptible de cambiarse y de generar conflicto que conlleve a la reducción de nuestras exportaciones y por consiguiente de la caída del Producto Interno Bruto con un efecto demoledor en la generación de empleos en nuestro país. Dado ese caso tendríamos que revisar los acuerdos del GATT y desde luego las reglas de la OMC para establecer estrategias ante los nuevos aranceles.

Para que los mexicanos verdaderamente atendamos el llamado de unidad para enfrentar el reto que nos presenta el nuevo gobierno de Trump, el líder, el gobierno, debe encausar la lucha pero sobre condiciones y definiciones claras, sobre todo con información verdadera que no confunda.

Y tomo el caso del IEPS (Impuesto Especial sobre Producción y Servicios) en las gasolinas para decirle al presidente Peña Nieto que se conduzca con verdad, pues él y su equipo financiero, el PRI y todos sus aduladores así como la propaganda en medios, nos están diciendo que los precios de la gasolina están subiendo porque le han quitado el subsidio que implica 200 mil millones de pesos que se van a destinar a escuelas, hospitales y bla bla bla, más de los mismo.

Ahora bien, ¿por qué digo que deben conducirse con verdad?, porque es falsa la aseveración anterior, es falso que le hayan quitado el subsidio a la gasolina, veamos porqué:

Gráfica IEPS
Gráfica IEPS

Como podemos observar en la gráfica anterior, el IEPS negativo implica el subsidio que hubo hasta el 2014, por lo que sí hubo un tiempo en que el gobierno con recursos públicos subsidió el precio de la gasolina, pues los costos de la gasolina eran mayores al precio de venta, así se refleja en 2010, 2011, 2012, 2013 y 2014 que fue disminuyendo con el incremento a los precios de la gasolina, pero veamos lo que sucedió en el 2015, en donde efectivamente se hizo un subsidio de 167 mil 122.9 millones de pesos, subsidio que a la entrada del gobierno de Peña Nieto en su primer año, 2013, fue de sólo 76,697 millones y con el incremento de los precios de la gasolina al público en 2014 el subsidio fue solo de 21,280 millones de pesos, pero veamos lo que sucedió en el 2015, donde se acabó el subsidio y los mexicanos empezamos a pagar 176,150 millones de pesos, así como en el 2016 donde fueron prácticamente 240 mil millones de pesos lo que los mexicanos pagamos por IEPS a gasolinas y diesel a la Secretaría de Hacienda para que lo distribuyera entre gobierno federal, los estados y municipios, inversiones que no vemos, solo vemos corrupción por todos lados.

Esta es la verdad, en 2015 y 2016 NO HUBO SUBSIDIO, por el contrario el gobierno sangró la economía de los particulares con más de 410 mil millones de pesos por este nocivo impuesto, ¿por qué habla de subsidio en los dos últimos años si según como lo muestran los datos de Hacienda fue al contrario?, ¿en dónde conecta el discurso de que quitarían el subsidio?, ahora, con el nuevo precio de la gasolina sin duda el gobierno recibirá para el 2017 más de 250 mil millones de pesos por el IEPS a la gasolina y el diesel con cargo a los ciudadanos.

Hay que especificar que subieron el 20% de los precios por la devaluación, buscando evitar perder los más de 200 mil millones que el gobierno obtenía del IEPS. La devaluación en buena parte también es su responsabilidad, entre otras cosas por el excesivo incremento en la deuda así como la falta de recursos a Pemex Refinación que solo trabaja al 45% de su capacidad instalada, lo que obliga a importar más gasolinas. Ahora ya no nos alcanzan los dólares de la exportación de petróleo crudo para pagar las importaciones de turbosina , diésel y gasolinas.

No me cabe la menor duda de que los mexicanos somos entrones y que verdaderamente podemos enfrentar con fuerza y dignidad los embates a nuestra economía y los que puedan afectar a nuestros migrantes a partir del próximo 20 de enero con la llegada del nuevo Presidente de los Estados Unidos.

Es AHORA cuando el presidente Peña Nieto, si demanda la unidad de los mexicanos como lo ha dicho, debe demandarla sí, pero con hechos, conduciéndose con verdad y actuando en serio en contra de la corrupción. Denuncias para actuar hay muchas en PGR para que inicien de inmediato.

AHORA más que NUNCA necesitamos saber con verdad y transparencia porqué hace las cosas. Él recibió el mandato constitucional para hacer lo que mejor le conviene a México y hoy al país le conviene rescatar su dignidad de Nación Soberana, el Presidente de la República es el garante de esa soberanía y si la presión de los Estados Unidos es tal, debe responder con la fuerza del dignatario que es y que representa a millones de mexicanos y si Donald Trump quiere acabar con el Tratado de Libre Comercio pues que lo acabe, aún violando los acuerdos que en el mismo tratado se establecen para darle continuidad tenemos como mencioné, los acuerdos del GATT y de la OMC.

Sin duda sufriremos consecuencias por esa decisión, pero habrá otros países en el mundo a donde podamos enviar nuestras exportaciones de manufacturas y productos agropecuarios pues serán bien recibidos en otros lados por su calidad y precios competitivos; sin embargo también en los E.U. sufrirán las consecuencias del encarecimiento de productos en un mercado que hoy tiene controlada su inflación y que de consolidarse la intención de su nuevo presidente también lastimará la economía de las familias en aquel país y que decir de lo que padecerá la producción agropecuaria en USA ante la posible salida de migrantes.

NUNCA como AHORA tenemos la oportunidad de enfrentar con éxito el reto que nos pretende imponer el vecino país del norte y salir airosos con unidad pero sobre TODO con la dignidad del país soberano que somos.