Hartos del servicio brindado por doctora

Julieta Cerecedo, titular del centro de salud en el El Tajín, en más de una ocasión ha sido acusada por abusar de su poder

Por años, la doctora Julieta Cerecedo, ha tenido secuestrado el centro de salud localizado en El Tajín sin que las autoridades hagan algo al respecto
9 septiembre 2016 || 11:58 || José Cárdenas
Compartir en redes

Papantla, Ver. Continúan las quejas en contra de la encargada de la clínica de salud ubicada en la localidad El Tajín, ya que ahora vocales de Prospera la acusaron de haberlas amenazado.

Itzel García González, una de las denunciantes, refirió que la doctora Julieta Cerecedo, responsable de este sanatorio, tiene amedrentadas a las titulares de Prospera para que no interpongan una denuncia en su contra por la pésima atención médica que brinda.

Itzel García González, denunció que a pesar de estar embarazada no ha recibido la atención médica necesaria
Itzel García González, denunció que a pesar de estar embarazada no ha recibido la atención médica necesaria

De igual forma, mencionó que la doctora llega a la hora que quiere y sólo para atender a dos o tres personas, además de salir a atender compromisos personales en horario laboral sin importarle dejar a un gran número de pacientes en espera de ser evaluados.

“Yo estoy embarazada, hasta el momento no he recibido la atención adecuada, me han hecho dar muchas vueltas y es algo que no es lo mejor para el estado en el que me encuentro”, dijo.

Es por ello, que tanto ella como un nutrido grupo de personas, piden la intervención de las autoridades correspondientes para que Julieta Cerecedo sea removida de su cargo, ya que se encuentran cansados del pésimo servicio que está brinda.

Cabe mencionar que la doctora se jacta de decir que tiene una excelente relación con sus superiores y por esto seguirá en el cargo, sin embargo, los habitantes de la localidad se encuentran cansados de no recibir la atención que merecen, inclusive varios han estado cerca de morir tras haber consumido medicamentos incorrectos para el estado en el que se encontraban.