Historias de acoso sexual impunes

23 enero 2017 || 15:50 || Columna
Compartir en redes

Por Miguel Ángel Cristiani G.

Uno se tiene que preguntar ¿en dónde están todos esos organismos y agrupaciones, publicas y privadas, que supuestamente su principal tarea es el de defender los derechos de las mujeres, cuando se encuentra en las redes sociales de Facebook la denuncia que hizo pública una joven xalapeña, que en pleno centro de la ciudad fue víctima de acoso sexual callejero y que luego volvió a ser victimizada por las autoridades de la Fiscalía General del Estado.

A cada rato, vemos en los medios de comunicación masiva, que se entrevista a funcionarias públicas y líderes de agrupaciones civiles, que son entrevistadas para dar a conocer cifras sobre las mujeres que son victimizadas en el estado de Veracruz.

Pero la situación se vuelve realmente estremedecedora, cuando descubrimos el relato de una joven, que narra con toda precisión, el acoso sexual que sufrió -no en una colonia de la periferia de la capital del estado, sino en pleno centro de la ciudad- sin que al final de cuentas haya logrado obtener justicia.

Aunque quizás más grave aún, resulta el hecho de que en los comentarios que hicieron muchas jovencitas, se pone de manifiesto de que no existe vigilancia y mucho menos seguridad en ese sector de la ciudad, que ha sido escenario de numerosos actos delictivos y de violencia.

Esto es lo que Elodia Arenales escribió en su Facebook:

DENUNCIA PÚBLICA DE ACOSO SEXUAL CALLEJERO

JUAN CARLOS GALINDO HERNÁNDEZ es el nombre del sujeto que me acosó en vía pública el día miércoles 18 de enero de 2017 a las 15:25 horas en el callejón González Ortega, entre las calles Insurgentes y Landero y Coss, en la zona centro de Xalapa, Veracruz, México.

Salí de mi trabajo para ir a comer e iba caminando por el callejón rumbo a Landero y Coss cuando, a la mitad de éste, sentí una mirada fija sobre mi persona que me hizo voltear a ver. No había nadie más que el sospechoso individuo y yo. El acosador exhibió su pene, ostentándolo con ambas manos. Mi reacción inmediata fue encararlo. El tipo salió corriendo y lo seguí, corriendo y pidiendo auxilio, hacia la calle Insurgentes. Bajó rumbo a Xalapeños Ilustres y algunas personas me ayudaron a seguirlo. En el banco Banamex que se encuentra sobre la calle Xalapeños Ilustres lograron detenerlo algunos transeúntes. Lo que alcancé a escuchar es que se quejaba de que yo le había gritado. Algunas personas creyeron que quería robarme, pero en realidad cometió un acto de ACOSO SEXUAL CALLEJERO. Segundos después lograron acudir dos elementos de la fuerza civil Juan Alberto Sánchez y Ariadna Pérez Rubio quienes lo esposaron.

Quiero denunciar este acto repugnante por mí y por todas las demás mujeres que han sido víctimas de este tipo de delitos u otros peores.

Quiero manifestar mi descontento con el sistema de justicia penal de mi país por la incapacidad de atender denuncias de esta índole; después de ser acosada, he sufrido discriminación por el hecho de ser mujer en las instancias de gobierno, quienes no han ofrecido los servicios pertinentes. Intentaron desanimarme de imponer una denuncia. Durante el proceso alteraron los tiempos en los que ocurrieron los hechos para fingir su pronta acción.

En fiscalía me dejaron al último para atender mi queja y pasaron en primer lugar al detenido; las mujeres que trabajan ahí no tienen tacto para dirigirse a una víctima, no me dieron la privacidad necesaria y me exigieron el relato de lo que pasó en la sala de espera, frente a los familiares del acosador por lo que me negué y pedí me trasladaran a otro espacio más privado; me hicieron esperar sin brindarme la mínima información y, desde el inicio, me trataron como si el peligro para la sociedad fuera yo, pidiéndome respeto a las instalaciones cuando lo único que quería era cargar mi celular para seguir en comunicación con mis amigas y familiares. Salí de la fiscalía a las 20:15 horas.

Hago pública mi denuncia como un llamado a las mujeres que puedan identificar a JUAN CARLOS GALINDO HERNÁNDEZ por haber sido también víctimas de acoso. Las exhorto a que dejen el miedo y el escepticismo e interpongan su denuncia, a que no se queden calladas, a que encaren a cualquier sujeto que las acose por la calle, en el trabajo, en la escuela o dentro de sus hogares.

Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

En Twitter: @bitacoraveracru
Página web: http://miguelangelcristiani.wix.com/news-blog-es
Blog: http://bitacorapolitica.com
Correo: cristiani54@hotmail.com