Identifican a los sospechosos de la matanza de la mezquita de Quebec

El primer sospechoso ya había sido detenido y el segundo indicó por teléfono dónde estaba

Alexandre Bissonnette, uno de los sospechosos detenidos por la policía (Facebook)
30 enero 2017
10:09 hrs
AFP

Uno de los dos presuntos autores del tiroteo que el domingo dejó seis muertos y ocho heridos en una mezquita de la ciudad canadiense de Quebec llamó a la Policía para entregarse, informó este lunes el inspector Denis Turcotte.

El hombre, que tiene entre 20 y 30 años, llamó al número de emergencias a las 20H10 locales (01H10 GMT del lunes), unos 15 minutos después del ataque, explicó el inspector.

El primer sospechoso ya había sido detenido y el segundo indicó por teléfono dónde estaba.

Los medios locales identificaron a los sospechosos, que se llamarían Alexandre Bissonnette y Mohamed Khadir –el segundo presuntamente de origen marroquí.

El presidente de la mezquita Mohamed Oudghiri (The Canadian Press via AP)
El presidente de la mezquita Mohamed Oudghiri (The Canadian Press via AP)

La Policía no quiso confirmar sus identidades, limitándose a mencionar su nacionalidad canadiense.

Los primeros llamados que indicaban que había habido disparos en el Centro Cultural Islámico de Quebec fueron recibidos en el número de emergencias de la Policía a las 19H55 locales (00H55 GMT del lunes). La Policía llegó al lugar algunos minutos después y detuvo a uno de los presuntos autores en las afueras de la mezquita.

Hacias las 20H10 el segundo sospechoso llamó al mismo número “para hablar de su acto”, explicó Denis Turcotte.

“Dijo que estaba involucrado en el episodio”, explicó Martin Plante, oficial de la Gendarmería de Canadá (Policía Federal).

AFP
AFP

Las autoridades no explicaron si el joven lamentaba su conducta o esgrimió algún motivo para hacerlo.

El sospechoso dijo a los policías que había estacionado su vehículo a unos 20 km de allí y que los agentes lo podían detener, contó Turcotte.

De los ocho heridos que dejó el ataque, cinco siguen en estado crítico, puntualizó Geneviève Dupuis, portavoz del Centro Hospitalario de Quebec.