Iglesia católica critíca la corrupción en Veracruz

Pide que para devolver la alegría a nuestro Estado (Veracruz) debemos desechar las prácticas corruptas de la vida

Comunicado
11 diciembre 2016 || 13:58 || Valeria Marcial
Compartir en redes

A través del comunicado dominical, la iglesia católica hace un fuerte reclamo, como los que pocos ha hecho en los últimos años. Criticando que la corrupción en Veracruz “es la destrucción del tejido social bajo las apariencias del cumplimiento de la ley”.

En el boletín firmado por el padre José Manuel Suazo Reyes, la iglesia xalapeña, destaca que, la corrupción destruye las condiciones humanas para que las personas podamos estar y vivir alegres. “La corrupción se ha robado la salud y atención de los enfermos, la escuela de los niños y jóvenes, el salario de los trabajadores y la pensión de los jubilados”.

El corrupto, como insiste muchas veces el Papa Francisco, “ha llevado pan sucio a su casa”.

Desgraciadamente -señala el texto- este flagelo se volvió casi una cosa natural para muchos, al grado de constituirse en una práctica habitual en las transacciones comerciales y financieras, en las contrataciones públicas, y en las negociaciones de algunos servidores públicos, como lo están mostrando algunas denuncias.

En ese contexto, pide que para devolver la alegría a nuestro Veracruz debemos desechar las prácticas corruptas de la vida.

“La forma de apropiarnos esta experiencia es haciendo un examen de conciencia serio sobre nuestras vidas, convertirnos de nuestros pecados, entrando en un proceso de acercamiento a Dios mediante la oración y la práctica de las buenas obras. Debemos no sólo parecer, sino ser personas buenas”.

Y es que la alegría a la que estamos llamados, durante esta época de Navidad, “contrasta lamentablemente con las condiciones externas que estamos viviendo en la actualidad, entre otras cosas como fruto de LA CORRUPCIÓN”.

Sobre este tema, el Papa Francisco en un Discurso a los Participantes de la Unión internacional de Empresarios Católicos (17/11/2016), decía lo siguiente: “La corrupción es la peor plaga social. Es la mentira de buscar el provecho personal o del propio grupo bajo las apariencias de un servicio a la sociedad. Es la destrucción del tejido social bajo las apariencias del cumplimiento de la ley… Es el engaño y la explotación de los más débiles o menos informados. Es el más craso egoísmo, oculto detrás de una aparente generosidad. La corrupción es un fraude a la democracia, y abre las puertas a otros males terribles”.

Continuado sobre el tema, que día a día está en boca de los veracruzanos, la iglesia advierte que, “La corrupción ciertamente no es un vicio exclusivo de la política; la corrupción tiene muchos cómplices y empieza muchas veces con cosas simples y pequeñas”, por lo que necesitamos educarnos en la honestidad.

Confía que, ahora que estamos estrenando un nuevo gobierno en Veracruz, con Miguel Ángel Yunes Linares “se apueste a la cultura de la honestidad, del trabajo bien hecho, del orden y de la planeación. Esta es una oportunidad de oro, cada uno debe hacer lo mejor de sí para alcanzar una mejor sociedad, un Estado con oportunidades y condiciones favorables para todos. Todo esto es una condición necesaria para que haya progreso, justicia y paz social”.

0001

Comunicado
Comunicado