Impactante historia del guitarrista brasileño que cerró los Paralímpicos

Foto: AFP.
19 septiembre 2016
10:53 hrs
Agencias

En un Maracaná repleto de gente, el brasileño, Jonathan Bastos, fue uno de los protagonistas de la ceremonia de clausura de los Juegos Paralímpicos de Río 2016.

Sentado en una silla y con la guitarra bajo sus pies, el músico de 22 años realizó un solo de guitarra que cautivó al público presente. El piano y la batería son otros instrumentos que toca a la perfección.

Foto: AFP.
Foto: AFP.

Brasil se despidió este domingo de los primeros Juegos Paralímpicos deAmérica Latina. Fuegos artificiales música y emoción colmaron el estadio Maracaná.

Entre los shows musicales se destacó una persona. El artista, JonathanBastos, quien demostró (al igual que la mayoría de los atletas que participaron de la competencia) que con voluntad, todo es posible.

Oriundo de la ciudad de Barra Mansa, el brasileño nació sin brazos y con un acortamiento en el fémur derecho, de todos modos, su situación no le impidió convertirse en un reconocido músico.

Foto: AFP.
Foto: AFP.

Al momento de su nacimiento, los padres quedaron sorprendidos de la situación, ya que las ecografías nunca revelaron que tenía los brazos incompletos.

Su madre Simone Vitorino, notó su pasión por la música desde los tres años. El niño iba a la iglesia e imitaba los movimientos que hacia el baterista. Decidió comprársela, aunque sin saber como iba a tocarla.

Foto: AFP.
Foto: AFP.

A los 11 años, cambió la batería por el teclado, impulsado por su abuelo.Aprendió a tocar de oído, y hoy es uno de los instrumentos que más le gusta junto a la guitarra.

Un tiempo más tarde comenzó a tocar, con sus pies, la guitarra. Jonathan Bastos, participó en varios programas televisivos a los cuales llevó sumúsica y su talento impulsado por el deseo de superación.