Inicia segundo debate presidencial de EU con expectativa de combate

Han intercambiado ataques de asuntos personales

Foto: Web
9 octubre 2016 || 20:54 || Agencia NTX
Compartir en redes

Los dos candidatos principales a la presidencia de Estados Unidos, la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump, comenzaron este domingo el segundo de tres debates, con la expectativa de un intercambio de ataques personales.

Organizado en la Universidad Washington de la ciudad de Saint Loius, en el estado de Missouri, el debate sucede dos días después de la difusión de un audio sobre los comportamientos inapropiados del empresario con las mujeres que considera atractivas.

En un intento por neutralizar tal escándalo, que provocó que al menos 43 republicanos de alto perfil retiraran su respaldo a Trump, el millonario realizó una conferencia de prensa con tres mujeres que han acusado al expresidente William Clinton de haberlas violado.

Con ese escándalo de fondo, la expectativa es que ambos candidatos intercambien ataques personales.

En intervenciones al inicio del debate, Clinton aludió al comportamiento de Trump, mientras que el republicano contraatacó con las supuestas agresiones sexuales de su esposo, y presentó en la sala de debates a las tres presuntas agraviadas por el exmandatario.

El debate comenzó de parte de Clinton en una nota positiva al responder una pregunta sobre si los candidatos fijaban un ejemplo positivo para los menores de edad.

“Es muy importante para nosotros dejar claro para nuestros niños que nuestro país es realmente valioso porque somos buenos. Vamos a tener que realmente respetarnos los unos a los otros, ayudarnos mutuamente, celebrar nuestra diversidad”, dijo Clinton.

En cambio, uno de los moderadores preguntó a Trump de inmediato sobre el audio revelado. El republicano negó que haya tocado a mujeres de manera inapropiada, y trató de cambiar de tema hacia la amenaza terrorista.

“Esto es una broma masculina, no estoy orgulloso de ello”, insistió Trump.

El debate ocurre luego de que hace dos semanas los dos candidatos debatieran en los suburbios de la ciudad de Nueva York, en un encuentro en que encuestas y analistas favorecieron ampliamente a Clinton.

Antes de ese primer debate, una encuesta de la Universidad de Quinnipiac daba a Clinton una ventaja mínima de dos puntos sobre Trump, lo que en términos estadísticos es un empate. En cambio, en el sondeo anterior a este debate, Clinton tenía una ventaja de cinco puntos frente a Trump.