Inseguridad no detuvo al turismo internacional visitar Veracruz

Foto: Noreste
26 Diciembre 2016
11:29 hrs
Manuel Carvallo

Veracruz, Ver.- Ni la inseguridad que se registra en todo el estado, ni las pésimas condiciones de caminos, carreteras y autopistas de Veracruz, han impedido el arribo de turismo, reconoció Guillermo Macías Lagunes, secretario general de la Asociación de Guías Federales de Veracruz.

Según sus datos en esta temporada vacacional, se registraron arribos importantes de turistas de Malasia, Corea del Sur, China, Austria, Alemania, Holanda, Francisco, Australia, Israel y Nueva Zelanda, lo que trae consigo un respiro para todos los prestadores de servicios.

Además, dijo, que fue a partir del jueves pasado cuando comenzaron a llegar en grandes cantidades turistas de la Ciudad de México, Estado de México, Puebla, Tlaxcala, Chihuahua y San Luis Potosí, entre otras entidades, lo cual mantiene una ocupación hotelera superior al 80 por ciento en casi todo el estado.

Lamentó que ante este panorama de crecimiento turístico se tengan carreteras y caminos en muy mal estado, en las que los baches y grietas se observan a simple vista y provoca retrasos en la llegadas de los turistas a los principales puntos turísticos como Tajín, Papantla, Chachalacas y Actopan, entérate otros.

“En esta región tenemos las peores carreteras del estado, por eso hacemos un llamado al nuevo Gobernador del estado, que volteé la mirada a estas externas estatales, que son las venas de nuestro estado y que sufren de tránsito lento”, subrayó.

Por otra parte, exhortó al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares a seguir trabajando en la seguridad, para que el turismo siga en franco crecimiento como hasta hoy.

“Nos urge que se acabe la inseguridad, porque este flagelo ha causado estragos en nuestra actividad desde hace más de una década, cuando Veracruz estaba entre los principales destinos turísticos nacionales e internacionales”, reiteró.

Dijo que al terminar el año, Veracruz podría alcanzar un 96 por ciento de ocupación hotelera y los restauranteros hasta un 100 por ciento de incremento en sus ventas de alimentos.