Jóvenes con discapacidad con dificultad para laborar, en Tuxpan

Aún sigue existiendo el rechazo de parte de la sociedad por lo que es uno de los retos a los que se han tenido que enfrentar diariamente

Foto: Ana Tavera
13 febrero 2017
22:49 hrs
Ana Tavera

Tuxpan, Ver.- Aunque las oportunidades laborales para los jóvenes con alguna discapacidad han incrementado, aún sigue existiendo el rechazo de parte de la sociedad por lo que es uno de los retos a los que se han tenido que enfrentar diariamente precisó la directora de la Escuela Especial de Tuxpan, Elizabeth Ramos Manzo.

Al realizar el cuarto Kilómetro de Plata, actividad en beneficio de la institución al tener la finalidad de recaudar recursos económicos para poder adquirir herramientas y materiales que les permitan seguir desarrollando habilidades y competencia en un futuro, externó que a pesar que un gran número de empresas locales han abierto sus puertas para este sector, hay otras más que aún son renuentes y se sigue discriminando.

Por ello, por medio de este plantel educativo, acotó, se capacita y brinda los conocimientos a los jóvenes en algún oficio, para que posteriormente ellos se integren a la vida productiva, ya sea a través de una contratación, haciendo un negocio familiar o algún autoempleo.

Esta tarea, dijo que ha sido ardua, principalmente porque se requiere desarrollar una cultura de tipo inclusiva, aunque se ha ido teniendo un poco más de aceptación y los espacios laborales, por lo que al mismo tiempo se ha ido preparando a estos jóvenes para que puedan insertarse a la vida laboral de manera fácil.

Refirió que hay alumnos que por su misma condición, no les es factibles ser contratados, por lo que con ellos se impulsa el negocio familiar o autoempleo, por lo que actualmente se tiene a cuatro familias a quienes se están capacitando para poder apoyarlos económicamente, donde los jóvenes son incluidos.

El reto más fuerte al que se enfrenta, apuntó que es al ritmo de trabajo, ya que la población en ocasiones busca compararlo con una persona normal, aunque en algunos casos no pueden desarrollar las mismas actividades, lo que a veces para las empresas no resulta muy atractivo.

Es de señalar que en esta institución se tiene una matrícula de 60 alumnos con alguna discapacidad ya sea intelectual, auditivo y motores, entre los 13 y 29 años de edad.

Notas relacionadas