La crisis silenciosa y grave: la electoral

4 diciembre 2016
20:19 hrs

Del Cajón del Director 

Por Julio Fentanes 

Pues el proceso electoral para renovar los 212 municipios veracruzanos ya inició y el OPLE, antes IEV está metido en una crisis que no tiene salida pronta ni favorable y es grave.

Sencillamente no hay veracruzanos que quieren ser funcionarios electorales, consejeros ciudadanos o vocales de alguno de los órganos de operación como la capacitación por citar algunos.

De entrada no tiene dinero y tiene muchas deudas.

¿Y cómo esperan que haya interesados con un perfil adecuado para cumplir con el trabajo, si a los que estaban antes no les han pagado?

A la vista también da la impresión, que más haya de la oficina central, cuya sede es Xalapa, los municipios no les interesan.

Mientras desde el Presidente del OPLE, sus Consejeros, su equipo directivo, y los representantes de los partidos reciben su dinero, algunas veces con atrasos, pero si lo reciben; en los municipios deben hasta la renta y los servicios, y la única respuesta es que no tienen dinero, que Sefiplan y Duarte, se robaron el recurso, al igual que en otras dependencias.

Lo que en lo personal me resulta incongruente, al menos sin sentido común, es que las partidas de presupuesto de operación para el OPLE son diferentes.

Mientras la partida presupuestal de los xalapeños ilustres, tocados por los dioses del Olimpo, digo, así se sienten los que despachan desde la oficina principal, siempre llega, y siempre cobran, en los municipios y distritos no llega.

Y cuidadito y a los partidos les falte su lanita, sus apoyitos para secretarias bonitas, cafecito, donitas, tecito de canela y manzana navideño y algunas otras “amenidades”, porque brincan y hacen un escándalo del tamaño necesario para que les den su dinero, que dicen, devengan.

Los directivos igual.

Pero por alguna razón absurda, sea cual sea el porque lo decidieron así, a los oficinas municipales y distritales o regionales, la partida presupuestal es otra, y es justo esa la que se robaron y claro que no llega ni llegará.

Desde luego, que hay boletines del organismo electoral donde acusan a Sefiplan y amenazan con denuncias penales y toda la cosa, para que les regresen el dinero robado, pero mientras las denuncias prosperan y les regresan el dinero robado, los Consejeros y demás personal que participó en las elecciones del año pasado, siguen sin cobrar, tampoco se paga la renta, ni los servicios básicos. A esos Consejeros y empleados ya se les acabó el contrato y de las casas que ocupaban también, así menos importa, porque no los tienen encima todos los días.

¿Y así como vamos a un nuevo proceso electoral?

¿Y habrá caseros que les quieran rentar cuando ya saben que son mala paga y no les interesa?

¿Será esa la razón por la que no hay veracruzanos interesados en colaborar en el proceso electoral municipal?

Y vale la pena decir que no es fácil ser Consejero ó vocal, hay que aprobar un examen y certificar otros conocimientos, como si fueran a tener una plaza en la NASA o algo así.

Además de quejarse, no he escuchado desde que estalló la crisis del OPLE, que propongan alternativas.

¿Han destinado dinero de sus salarios jugosos y apoyitos a los partidos para paliar las deudas que arrastran?

Si así fuera, pido perdón por hablar de más.

¿Hay alguna postura al respecto del INE al que pertenecen todos los OPLES, desde luego Veracruz?

Si ya dijeron como resolverán la crisis, si ya el INE dijo que pondrá el dinero mientras se los recuperan, pido perdón, porque no me enteré y estaría hablando si razón.

Pero si no es así, ¿Cómo carambas quieren entusiasmar a la ciudadanía?

Y que quede claro, que no es la gran cosa lo que pagan, por eso se aprovechan, porque muchos Consejeros no viven de ese dinero, sino es entrada extra, sino ya hubieran incendiado el OPLE para exigir todas sus quincenas y finiquito adeudado.

Pero la desorganización y el mensaje de “No nos interesa”, parece que es lo que permea en los ciudadanos.

¿Con el cambio de gobierno ya se fueron los infiltrados Duartistas y Fidelistas?

Porque de que los hay, los hay.

¿Habrá ahora infiltrados Yunistas?

¿O será el momento adecuado para que el OPLE se institucionalice?

Vale recordar que fue Miguel Yunes Linares como secretario de Gobierno en la época de Patricio Chirinos como gobernador, quien le tocó en suerte, poner en marcha el nuevo esquema electoral, ciudadanizando el proceso.

Hasta hoy no se ha podido dar ese paso al cien por ciento. Con Duarte y Fidel, fue espantosa la forma en que se hacían los fraudes y se colocaba a la gente a modo en el IEV para validar todas las trapacerías, urnas embarazadas, robadas, boletas clonadas y metidas como buenas, y validadas además, sabiendo que las habían fabricado en la clandestinidad para sustituir a las boletas originales y que cuadraran los votos a favor de los candidatos amigos y castigar a los candidatos que no estaban dentro del régimen.

¿Estoy equivocado?

El OPLE que sustituye al IEV medio se endereza, pero sin mucho esfuerzo que digamos, y tiene que reconocer el triunfo de la oposición, porque era evidente que se habían derrumbado los 87 años de un viejo sistema caduco.

Y no dudo que en el triunfo de Yunes Linares, hubo un “pequeño” desquite de los de adentro, por dejarlos fuera del presupuesto, por robarse hasta su dinero y todavía con el descaro de pedir que los resultados fueran como antes.

Si Duarte no se hubiera robado el dinero del OPLE, y hubieran fluido los millones como antaño, no se si Yunes Linares hubiera protestado ante el Congreso veracruzano hace cinco días. Tengo mis dudas a ese respecto.

Y si alguien duda de cómo corría el dinero en la instancia electoral, valdría la pena hacer una auditoría a sus funcionarios y representantes de partidos, a ver en dónde viven, cómo viven, en que vehículo se mueven y cuantas novias tienen los del Club de Tobi, y compararlo cómo eran esos mismos antes de llegar a los cargos electorales.

Y no hablo exactamente de los que en este momento despachan en el OPLE, como ciudadanos o como representantes de partidos, hablo de todos los que han pasado por ahí en los últimos 10 ó 12 años y 3 o 4 procesos electorales.

¿O no?

¿Miento, exagero?

Me avisan, pues.

Si quieren salir de la crisis electoral, que no nada más es de dinero, tendrán que aplicarse por primera vez en su vida, ponerse a trabajar de a deveras y convencer.

Ya veremos y diremos.

Por lo pronto, ¿Quién se apunta para ser funcionario o Consejero? No se garantiza que les paguen, ni que haya recursos suficientes ni para la renta y la luz.