La detección oportuna de cáncer infantil aumenta esperanza de vida

En México, el cáncer es una de las principales causas de mortalidad en infantes y adolescentes

Foto Ilustrativa
21 diciembre 2016 || 17:13 || César Estrada
Compartir en redes

Córdoba, Ver.- En el marco del Día Nacional del Niño con cáncer a conmemorarse este 21 de diciembre, el oncólogo pediatra del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Víctor Hugo Cabrera García, destaca que las cifras no mienten.

En México, el cáncer es una de las principales causas de mortalidad en infantes y adolescentes: primera causa de muerte en niños de 5 a 14 años de edad; segunda en jóvenes de 14 a 21 años; y tercera causa en menores de 5 años.

Entre los principales cánceres que afectan a la población joven se destaca la leucemia aguda, linfoma y los tumores del sistema nervioso central, que a su vez pueden desencadenar otros padecimientos como neuroblastoma o retinoblastoma.

A pesar de que estas cifras pueden ser intimidantes, el IMSS revela que el pronóstico de tratamiento es optimista, con una tasa de éxito del 75% mediante la detección oportuna.

Para una pronta detección es importante la colaboración y atención de los padres quienes son los principales testigos a los cambios que puedan presentar sus hijos como: cambios en el comportamiento, bajo rendimiento, palidez, moretones y marcas en la piel, dolores de cabeza, entre otros. Padecimientos que aparecen de forma súbita en el infante sin causa alguna y fuera del contexto normal por lo que el médico de primer nivel, después de percibir que no hay mejoría mediante antibiótico, redirigirá al paciente con un especialista para que haga los análisis pertinentes que identifiquen el padecimiento.

Victor Hugo Cabrera García
Victor Hugo Cabrera García

Entre los tratamientos que el instituto ofrece a la población de manera gratuita están la quimioterapia, radioterapia y cirugía pediátrica u oncológica de cáncer, seguido de una medicación intensiva.

Los efectos colaterales pueden variar pero son las infecciones de las que se debe cuidar al paciente debido a que con la reducción de leucocitos, la defensa del cuerpo, predispone al cuerpo a fiebres y contagios. De no intervenirse a tiempo con antibióticos puede provocarse la muerte y por ello ante cualquier síntoma se debe acudir de inmediato al servicio de emergencia.

Reconoció que el tratamiento del cáncer es bastante costoso. Es imposible dimensionarlo debido a los procesos que implica; una sola sesión de quimioterapia ronda los dos a tres mil pesos, sin tomar en cuenta que este proceso se repite una vez por semana durante tres años, añadiendo los gastos de traslados y estadías en el hospital; cirugías y análisis extras que pueda requerir el niño y el manejo psicológico para pacientes y sus padres.

Afortunadamente, estos servicios se ofrecen de manera gratuita y con la mejor disposición a todos los asegurados como parte de su compromiso al derechohabiente.

Finalmente, el doctor Cabrera remarca la importancia del hábito de la autoexploración y la detección oportuna; sin importar si se es joven o adulto, esto puede marcar la diferencia para identificar a tiempo la sintomatología. El cáncer no siempre es sinónimo de muerte si el tratamiento se suministra a tiempo.