La hermana república de Veracruz

13 diciembre 2016 || 20:41 ||
Compartir en redes

La insoslayable brevedad

Por Javier Roldán Dávila

La Federación, solidaria y realista, mandará todos los ‘frutsis y pingüinos’ necesarios

La perversa indiferencia del gobierno del presidente Peña ante la crisis que vive Veracruz, de la cual el mexiquense es corresponsable, por solapar un saqueo denunciado ante la PGR al menos desde 2013, ha motivado que el gobernador Yunes Linares radicalice su discurso.

En este sentido, Yunes señaló: “estamos analizando si iniciamos un proceso de desincorporación fiscal, es decir, que Veracruz cobre sus propios impuestos y distribuya sus propios impuestos”

En español de la calle, esto significa una ruptura tácita del pacto federal, lo que provocaría una grave inestabilidad política en el país, además, la confianza de los inversionistas se acabaría de pulverizar, por un lado Trump y por el otro un gobernador rupturista.

La existencia de un ejército federal y la supresión de las guardias nacionales (las de verdad, no las reservas del Servicio Militar Nacional), tuvieron como principal motivo quitar estímulos a los dirigentes secesionistas en las entidades, no tienen fusiles.

Es claro que la cachaza de personas como José Antonio Meade, que privilegia la estabilidad macroeconómica por encima de las necesidades básicas de la población (por supuesto, mientras no sean sus hijos los que se queden sin comer o medicinas), obliga a tomar una posición política extrema.

En el mejor de los casos, en lugar de proponer algo que a todas luces resulta inviable en estos momentos, don Miguel Ángel nos debería contar más cosas sobre las ‘maletas voladoras’ que se enviaban a la CDMX, quizá eso sensibilice a Peña y compañía, con eso de que odian los escándalos.

Ya lo dijo Kalimán: serenidad y paciencia.