La Ley de Murphy, Javier Duarte, el 4 de junio y la corrupción mexicana…

23 abril 2017
20:34 hrs
José Luis Ortega Vidal

(1)
La Ley de Murphy se define popularmente bajo la frase: “Si algo puede salir mal; saldrá mal…”
El experimento más famoso para “comprobar científicamente” la afirmación hecha por el ingeniero norteamericano Edward A. Murphy en la década de los 40s del siglo XX consiste en dejar caer pan tostado con mantequilla y observar cómo –en la mayor parte de los casos- su peso le llevará a tocar el piso por el lado embarrado.
La Ley de Murphy, así, es una frase coloquial o una visión simple que conlleva múltiples observaciones: desde la común torpeza humana hasta la posibilidad de experimentos pseudo-científicos o incluso con lógica científica que nos permiten explicar temas como el del pan tostado a partir de la física: la altura de su caída, el peso, etc…

(2)
En psicología también existen ejemplos de la Ley de Murphy.
Uno famoso es el de las filas en las cajas de los supermercados, los bancos, los cines o el pago de distintos servicios.
Nos formamos en “la cola” donde vemos menos gente y luego observamos cómo la fila contigua se acorta; entonces nos cambiamos y nos frustramos al ver cómo la fila donde estábamos termina avanzando más rápido.
Las razones por las que se mueve una fila u otra pueden ser diversas pero el tema a observar es nuestro comportamiento individual y colectivo: la ansiedad por avanzar rápido, casi siempre presos del estrés en la vida actual que Charles Chaplin retrató con maestría en su obra “Tiempos Modernos”.

(3)
¿Qué significado conlleva la detención de Javier Duarte de Ochoa en Guatemala?
¿Cuál es la implicación que tiene para el imaginario colectivo internacional, mexicano en particular y veracruzano de manera específica la fotografía del periodista Luis Cortés publicada por El Universal donde Duarte de Ochoa luce tirado de nalgas en una patrulla, impotente, esposado, salvando el cuello, las piernas abiertas, tratado como un fardo?
Frente a la burla y catarsis colectivas evidenciadas por la reproducción masiva y los millones de aplausos ante tal imagen ¿Qué hacemos con el tema de los derechos humanos?
Y es que sí hasta los “chapos”, los “duarte”, los “echeverría”, los “escobar”, los “yarrington” tienen Derechos Humanos.
Entre otras cosas porque, si no los tuvieran, nosotros tampoco gozaríamos de ellos y al final del día en una sociedad sin Derechos Humanos retrocederíamos mínimo a la era de los “torquemada” por no referir la etapa pre-civilizada.
¿Somos civilizados?
Eso ya es otro tema digamos filosófico y aquí nomás estamos hablando de la Ley Murphy y del patético y triste corrupto que es JaViDu.
(4)
A propósito de estos elementos vayan más dudas:
¿Además de ser corrupta, siniestra, cómplice y creadora del crimen organizado por qué la mayor parte de nuestra clase política cumple a cabalidad con la Ley de Murphy?
En Coatzacoalcos, por ejemplo, antes de que finalice abril será inaugurado el Túnel Sumergido, obra única de su tipo en América Latina.
Tal proyecto, empero, se inició en el sexenio del gobernador Miguel Alemán Velasco para concluirse en el de Fidel Herrera Beltrán pero ya pasó por el de Javier Duarte y se pondrá en marcha en el bienio de Miguel Angel Yunes Linares.
Además de la tardanza tenemos el tema de los costos: originalmente se presupuestó la obra en 2 mil millones de pesos y para terminarla ha sido necesaria la inversión de 5 mil 200 millones de pesos.
En medio de tal historia hay muchos casos de corrupción entre empresarios y políticos.
Sin embargo no hay una sola persona presa por tal motivo. El túnel se pondrá en marcha y listo…
Otro “detalle”: la obra sólo se pudo terminar con la inversión de 500 millones de pesos del grupo Carso, de Carlos Slim, el cual será concesionario durante 30 años para recuperar su dinero y obtener ganancias.
Gran negocio: invertir en la parte final del proyecto poco menos del 10 % del total de su costo y convertirse en su concesionario…
Más datos: cruzar por el túnel sumergido costará 30 pesos en un solo sentido o 60 pesos para quien lo emplee de ida y vuelta.
A la gente de clase media -como a todos- esto le representa una disminución de tiempos sí, pero también un aumento de gastos para comunicarse entre Villa Allende –sede de complejos industriales- y la ciudad de Coatzacoalcos.
Ahora bien, miles de estos usuarios no son miembros de la industria petroquímica y hoy pagan 15 pesos -30 el servicio completo- por el uso del ferry que desaparecerá…

(5)
“Si algo puede salir mal; saldrá mal…”
Pensemos en Karime Macías de Duarte, su hermana Mónica Macías Tubilla y la madre de ambas: María Virginia Tubilla de Macías.
La interpol no detuvo a ninguna de ellas no obstante haberse encontrado en el mismo hotel que Javier Duarte el sábado de gloria pasado.
Claro, la Interpol sólo tenía orden de capturar a Javier Duarte y no a su familia.
La PGR ha dicho, desde México desde luego, que no cuenta con orden de aprehensión contra Karime Macías de Duarte y por esto entendemos que hoy la ex primera dama del “Sí merezco la abundancia” pueda tomar té con puntualidad inglesa.
¿Por qué la PGR no detuvo a Mónica Macías Tubilla y María Virginia Tubilla de Macías en México?
La misma PGR declaró meses atrás que sobre ellas sí había sendas órdenes de aprehensión pero…de acuerdo: pensemos en amparos, estrategias de seguimiento a Duarte de Ochoa vía la familia y argumentos de esa índole.
Otra versión acerca del enunciado de la Ley de Murphy plantea: «Si esa persona tiene una forma de cometer un error, lo hará».
En la primera versión hay referencia al quehacer humano pero también al universo de las probabilidades…
En la segunda aparece de manera más contundente el factor humano sin desdeño del universo de lo posible…
La Ley de Murphy nos llevaría a pensar, entonces, que la familia política de Javier Duarte de Ochoa sigue libre –ahora en Europa- porque la PGR y el sistema político/policiaco mexicano influyeron para que ello ocurriera; amén de otras circunstancias que han intervenido al respecto.
Es decir: alguien tira el pan tostado embarrado en uno de sus lados con mantequilla y luego entran en juego aspectos físicos que ayudan a que la mantequilla bese el piso y el lado sin mantequilla lo libre…
Poder, corrupción y factores varios, diríamos sobre la historia de los Duarte-Macías.
Arreglo, pacto, intereses políticos que se protegen a sí mismos, dice el sentido común.

(6)
La captura de Javier Duarte de Ochoa y la libertad de su familia política dentro de la cual hay gente acusada de complicidad en el saqueo y crimen más graves que haya sufrido Veracruz en su historia ocurren en el contexto de un proceso electoral que llevará al relevo de 3 gubernaturas y de 212 alcaldías en el caso de nuestra entidad.
El 5 de junio próximo conoceremos el grado de influencia del “factor Duarte” en estos comicios.
Va una variable para entender mejor dónde estamos parados: en México el gobierno es profundamente corrupto pero la sociedad lo es también.
De modo que Javier Duarte de Ochoa y los suyos son apenas un botón de muestra de esa pudrición y las elecciones en una democracia tan infantil como la nuestra donde nos conducimos bajo el esquema del poder representativo –es decir, donde mandan unos cuantos- son apenas un grano de arroz arrojado a una parvada de palomas cada tres, cuatro o seis años…
Unos cuantos ex gobernadores detenidos entre millones de políticos que deberían estar presos…

*Esta es opinión personal del columnista