Las posiciones sexuales que aún no pruebas

Si no dominas estas 5 posiciones sexuales no te puedes llamar un experto

16 diciembre 2016 || 10:09 ||
Compartir en redes

Tal vez te crees un maestro o una sacerdotisa del erotismo, pero siempre hay algo que aprender, para muestra un botón, así que si no dominas estas 5 posiciones sexuales que nos propone el portal “soy Carmín”,  no te puedes llamar un experto.

La silla. Requiere de paciencia y coordinación. Que él se siente sobre la cama, codos y pies recargados sobre el colchón, como silla. Te sientas encima de él y colocas los tobillos en sus hombros. Soporta tus brazos en la cama. Haz movimientos rítmicos y concentrados en tu pelvis.

De junco. Posición provocativa de penetración profunda. Recuéstate boca arriba y levanta la pelvis. Apóyate en tu cabeza y e sus piernas. Él debe estar de rodillas frente a ti. Pídele que te sostenga el trasero con las manos .

El trapecio. Una de las preferidas por ellos. Él se sienta con las piernas abiertas. Tu encima de él. Poco a poco vete echando para atrás, hasta quedar completamente recostada sobre sus piernas o entre sus piernas (depende del sitio). Sujétate de sus antebrazos, y muévete de delante hacia a atrás.

El perrito manso. Acuéstate boca abajo, saca las caderas (una almohada debajo del vientre te ayudará a no cansarte tan fácilmente), y abre las piernas para permitir que él entre. Él se recargará en ti, y apoyará sus brazos sobre la cama. Definitivamente una de las más placenteras.

La somnolienta. Recuéstate de lado, y qué él se acueste detrás de ti, viendo tu espalda. Coloca una pierna hacia atrás, a modo que rodees su cintura. En esta posición él podrá acariciarte el clítoris y pecho, además de besarte el cuello y espalda.