Lo que debes saber sobre la cirugía genital femenina

Foto: web
7 febrero 2017 || 17:50 || SoyCarmín.com
Compartir en redes

La cirugía plástica es algo que ya no resulta tan extraño. En nuestros días existe “arreglo” para básicamente cualquier desperfecto físico y si hay dinero en el bolsillo puedes someterte a una infinidad de cirugías estéticas.

Si las cirugías son buenas o no quedará al criterio de cada quien. Pero por una parte podemos decir que tienen su lado útil, siempre y cuando no se caiga en una obsesión o una práctica que sustituya la autoestima.

Muchas mujeres recurren a ella porque sienten que su seguridad aumentará si eliminan ciertos “defectos” de su cuerpo o rostro y es válido aceptar que en muchas ocasiones sí es efectivo.

Pero en este caso no hablaremos de las típicas cirugías estéticas para arreglar narices, labios, pechos o hasta cinturas, sino de esas cirugías que ayudan a embellecer las partes íntimas de las mujeres.

Una operación para que los genitales luzcan más bonitos puede sonar algo exagerado, pero lo cierto es que muchas mujeres recurren a ella porque su vida sexual se ve afectada ante la falta de confianza que genera una naturaleza poco favorecedora.

Foto: web
Foto: web

Para dar solución a esa situación, existen diversos tipos de cirugía genital que pueden incluir reducción de labios, estrechamiento de vagina y liposucción en el monte de venus, por mencionar algunas.

Aunque para la mayoría de las personas el tema sigue siendo “tabú”, la realidad es que más y más mujeres recurren a estas intervenciones para corregir sus partes íntimas y sentirse más seguras al momento de irse a la cama con su pareja.

Al respecto, el Doctor Mato Ansorena, especialista en cirugía plástica y estética, señala que este tipo de cirugía no es exclusiva de mujeres que han llegado a la madurez y que desean un “rejuvenecimiento” genital, sino que puedes someterte a ella a partir de los 21 años, cuando tu cuerpo ya ha terminado de desarrollarse.

Los motivos más frecuentes por los cuales una mujer recurre a esta clase de cirugía, es por tener labios vaginales demasiado prominentes que pueden resultar dolorosos durante la relación sexual o porque son muy notorios cuando se usa ropa ajustada o trajes de baño.

Otra razón puede ser el acumulo de grasa en el monte de venus, situación que provoca una protuberancia entre las piernas y que también es muy notorio, incluso si no se tiene sobrepeso.

Por la zona tan delicada, podríamos pensar que la intervención quirúrgica es bastante dolorosa y de recuperación lenta, pero de acuerdo al doctor Ansorena, la cirugía es poco invasiva e incluso se puede realizar con anestesia local y algunos sedantes.

Sin duda es una alternativa válida para aquellas mujeres que sienten que el aspecto de sus partes íntimas está afectando su vida sexual y general. Si la opción de corregirlo está sobre la mesa ¿por qué no tomarla?

Notas relacionadas