Locatarios abandonan locales; se niegan a dejarlos

Los concesionarios de locales los rentan a terceros, lo cual está prohibido

Entre los 4 mercados se han retirado unos 80 locales en desuso. Foto: Noreste.
16 enero 2017 || 9:25 || Raúl Morán Betanzos
Compartir en redes

Poza Rica, Ver.- La disposición de locales que han sido abandonados por comerciantes a los que el municipio concesionó su uso comercial, ha sido una tarea muy difícil para el Ayuntamiento, debido a que tales mercaderes recurren a artimañas para “comprobar’ que los están trabajando, aun cuando en la realidad no sea así.

De esa manera lo informó el director municipal de Reordenamienro Comercial, Bernardino Velázquez, al hablar sobre la situación que en ese aspecto impera en los cuatro mercados públicos que el municipio administra, como lo son: Portales, 27 de Septiembre, 5 de Mayo y Camacho.

“Hacemos el levantamiento de los locales que ya no están siendo trabajados, llegamos para disponer de él conforme lo marca la ley, pero al llegar los locatarios ya los abrieron para mostrar que los están ocupando, pero nada más los abren unos días y luego los vuelven a cerrar, ahí es donde se nos complica”, declaró el entrevistado.

El funcionario manifestó que en otras ocasiones los concesionarios de locales los rentan a terceros, lo cual también está prohibido, quienes a su vez también terminan por dejarlos abandonados, convirtiendo esas áreas en zonas de comercios cerrados que desalientan la visita de consumidores.

Velázquez informó que hasta el momento han sido cerca de 80 locales los que han sido quitados por las autoridades municipales a comerciantes que los tienen abandonados, cifra que consideró mínima a la luz de los más de 2 mil que hay en los cuatro centros de comercio.

En este renglón no se considera el mercado Poza Rica, que por sí mismo reúne más de mil locales, ya que no es deparó piedad municipal sino privada, de acuerdo a como lo especificó el propio director de reordenamiento, además de que en ese sitio de abasto en pocos días se vuelven a reasignar cuando alguno es abandonado.