LOS DESBLOQUEOS

19 diciembre 2016 || 13:45 || Columna
Compartir en redes

Por Gilberto Haaz Diez

Suelen las fuerzas ocultas tentar el agua a los camotes. Cada presidente del país que llega, enfrenta una manifestación fuerte, tendiendo a nacional. Con Lopez Mateos, los médicos y los ferrocarriles, con Diaz Ordaz y Echeverría, los estudiantes. Cuando el presidente Peña Nieto entró a gobernar, la gente de las revueltas, esas masas que esconden los rostros bajo mascaras tipo el Subcomandante Marcos, le tomaron la autopista del Sol y lo midieron. El presidente se apanicó y estuvieron todo el tiempo que se les pegó la gana. Hicieron campamentos como en tiempo de Pancho Villa (Oye tú, Francisco Villa, ¿qué dice tú corazón?). De allí, cuando vieron que las fuerzas federales no intervenían, se corrió como una mancha o como una plaga en el Egipto de los faraones, en los estados comenzaron las tomas de las casetas de las autopistas, donde no se permitía el paso a ningún automóvil. Hubo muertes, porque ambulancias llevaban a enfermos que allí fallecieron. En Rancho Trejo, tramo de Córdoba a Veracruz, hubo muchísimos quebrantos  y sucesos malos. Veracruz fue tomada, ante la complacencia del gobierno estatal que solo miraba, y el federal miraba a otro lado, como Lot para no convertirse en estatua de sal, la población se enardecía día a día. Cuando llega Miguel Angel Yunes Linares, les dijo que privilegiaba el dialogo, pero que dejaran de tomar autopistas y cerrar los pasos. Circuló un video donde a una lideresa de lenguaje florido y vernáculo, al ser subida de palomita a una patrulla, expresaba lo mejor de su vocabulario alvaradeño, y eso que se supone  era maestra. La desalojaron y santo remedio. En Fortín de las Flores ocurrió lo mismo hace unos días, solo que ahora están equivocados en tiempo. Este es un gobierno que comienza a poner orden, y los diarios locales hablaron que hubo detenidos por las fuerzas estatales y en las redes sociales la acción fue aplaudida y reconocida. Un gobierno necesita los espacios para el dialogo. No bloqueos. Dijo el gobernador al diario Excélsior: “No hay posibilidad en Veracruz de que volvamos a vivir en estado de sitio y que las carreteras y calles estén bloqueadas”.

 MÉXICO ES UNA ENFERMEDAD (PÉREZ REVERTE)

 En México, las cintas de Narcos han sido un éxito rotundo. Algunos dicen que deben prohibirse, porque son una apología a estos hombres que han sido criminales en todo el mundo. El afamado escritor español, Arturo Pérez Reverte, fue entrevistado por Carmen Aristegui en CNN en español, en la Feria Internacional del Libro (FIL) en Guadalajara, dijo, entre otras cosas, que jamás volvería a escribir otro tema como el de La Reina del Sur, tan exitoso en libros y en cinta fílmica. Dijo: “México es una enfermedad y casos como la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa “son síntomas”. “Llevo viniendo a México casi treinta años y lo he visto moverse en distintas etapas. Se ha acabado la impunidad en todo el mundo, en España es también igual. Antes había una gente que estaba a salvo, las estructuras del Estado mantenían esa distancia”. “Con el mundo actual, el malo está menos a salvo, el único consuelo es que el malo va a pagar tarde o temprano el precio de la maldad y antes se escapaba más. El porcentaje de mal sin impunidad se está reduciendo y eso sí es satisfactorio; lo que es triste es que la gente que todavía cree en causas nobles… es que me he vuelto muy pesimista últimamente”.

 CINTAS DE NARCOS

 Pues la polémica por la que escribo, es que en España, en la muy conocida Puerta del Sol, donde llegan miles y miles de extranjeros día y noche, uno de los lugares más concurridos turísticamente, donde se encuentra el Oso y el Madroño y a unos pasos del hotel Liabeny, sitio que me hospedo cada que voy, apareció de la noche a la mañana un gigantesco cartel, como los de Times Square neoyorkino, donde logra verse la cara del actor que interpreta a Pablo Escobar, en esa serie ya vista en nuestro país, que estrenarán en España en una televisora con el título: “Oh, Blanca Navidad”, en clara referencia a la cocaína, y abajo el nombre de la cinta: “Narcos”. Pues se ha armado la tremolina, cuando llegas a Madrid, como cantaba Agustín Lara. Ya intervino la gente, que exige quiten esa porquería. Ya intervino el gobierno de Colombia, vía el Embajador en España, que dicen quiten esa porquería. Ya saltó a la palestra la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ella dice no poder quitarlo porque no está en sus manos, que como Ayuntamiento no tenemos competencia para actuar. Y mientras los miles y miles que llegan, abajo donde estaba el legendario anuncio del Tío Pepe con el jerez de Gonzales Byass, ahora otean hacia arriba a ver a los narcos y la cara de la maldad de Pablo Escobar que, como los peces en el rio, matan y matan y no dejan de matar.

Visítenos blog: www.gilbertohaazdiez.com