Los mitos contra las realidades del Porno

La pornografía nos ha vendido un estilo de sexo que muchas veces está excesivamente alejado de la realidad

Imagen ilustrativa
14 enero 2017 || 12:53 || En pareja
Compartir en redes

Casi cualquier joven o adulto ha visto algún fragmento de pornografía por lo menos una vez en su vida, también hay quienes son fieles aficionados.

Pero, ¿qué tanta verdad hay en todo lo que la pornografía ofrece? ¿El sexo es así en la vida real? aquí las respuestas:

MITO #1: PENETRACIÓN FRENÉTICA LA LLEVARÁ AL ORGASMO

En el porno generalmente llega un hombre desconocido, sin previo aviso y penetra abruptamente a la chica quien enseguida empieza a gritar de placer.

En la vida real, las mujeres necesitamos estimulación previa y estar muy excitadas para que el sexo sea satisfactorio, si tú haces eso, el único grito que tu chica dará, será de dolor.

En el caso de los rapidines, aquí la mujer esta previamente excitada ya sea con la palabras, toqueteos o con el simple hecho de haberlo planeado y sentir adrenalina, que es muy diferente al caso anterior.

MITO #2: EL SEXO SALVAJE ES MÁS SATISFACTORIO

La realidad es que no, las mejores prefieren el sexo de menos a mas, caricias suaves en otras zonas del cuerpo que no sean los genitales, besos, abrazos, sexo oral, etc.

Y una vez que ya están sobre excitadas, entonces si pasar a los genitales y en ya en el punto más alto del encuentro sexual entonces sí, un poco de sexo rudo.

MITO #3: CAMBIOS DE SEXO VAGINAL A RECTAL

En el sexo anal SIEMPRE debe de haber una estimulación previa y SIEMPRE se debe usar lubricante artificial con base en agua (o cuando menos saliva).

JAMÁS debes pasar tu pene, de la vagina al ano o viceversa, ni tampoco a la boca lógicamente, ya que esa zona está llena de bacterias que fácilmente provocarían una infección.

Además, si el recto no tiene la lubricación adecuada (inclusive aunque la tenga), se provocan laceraciones que pueden resultar dolorosas y aumentar el riesgo de una Infección de Transmisión Sexual.

En esta zona SIEMPRE se usa condón y repito, jamás pasas de una zona a otra.

MITO #4: PENE A PROFUNDIDAD EN LA GARGANTA

En la pornografía como en todos los filmes, hay cortes y aunque parezca que la mujer se traga todo el pene durante horas, en la vida real eso no es posible.

Ya que mantener esa posición de la mandíbula por tanto tiempo es cansada y hasta doloroso, además introducir el pene a la profundidad que lo hacen las actrices porno resultaría muy incómodo.

Si no quieres que tu pareja vomite o se ahogue, no seas tan exigente a la hora del oral, además es el glande o sea en la cabeza del pene, donde hay más sensibilidad.

Lo de meterse el pene hasta el fin del mundo, es más que nada espectáculo visual.

MITO #5: EYACULACIÓN FEMENINA

La eyaculación femenina depende absolutamente de nuestra morfología, es decir, de como confeccionó nuestro cuerpo la naturaleza.Me refiero más exactamente a los orificios y el tamaño de las células expulsoras de las glándulas de Skenen, que son las que a través de la uretra expulsan ya sea orina o líquido prostático durante el orgasmo.

Así que no te creas todo lo que miras en el porno y aprender a conocer tu cuerpo y el de tu pareja, que es mucho más sorprendente que toda esa ficción.