LOS VIENTOS DE MALDAD

8 diciembre 2016 || 11:53 || Columna
Compartir en redes

Por Gilberto Haaz Diez

 

Han caído 20 delincuentes a fuego liquidador y en Orizaba, lamentablemente, dos policías, en el cumplimiento de su deber, fueron abatidos la noche de anoche. La delincuencia no descansa. El gobernador Yunes, tampoco.  Muy temprano, el día de hoy (miércoles 7/12) se le vio en el aeropuerto Jara de Veracruz. En el sur del estado, unos días antes Miguel Ángel Yunes dijo que “la delincuencia organizada tendrá que irse de Veracruz”, al lado de los mandos federales: Marina, Ejército y Policía Federal. Habló ante los medios del aeropuerto y anunció gira de trabajo de dos días a CDMX, con el secretario de Gobernación, Osorio Chong, y otros tres secretarios, incluido el que sabe (ler), Aurelio Nuño Mayer, que si es Mayer esbueno, y es de Educación. Lleva un paquete de problemas a encontrarle soluciones. Va a ver al viejito Secretario de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza, y debe decirle, de mi parte, que tiene unas carreteras pésimas, muy jodidas, caras y muy amoladas, como esa de Capufe que recorro casi tres veces por semana, Orizaba-Córdoba-Veracruz. Aquí debe pesar el reclamo de Yunes, el mismo que soltó en su toma de protesta cuando dijo que, ‘es más lo que Veracruz aporta a la Federación, que lo que se nos devuelve’. Al otro día ve al titular del Infonavitt y al del Trabajo y por la tarde, antes del regreso, ve al Procurador General de la República, me imagino que por las denuncias y lo que trae pendiente en esas cosillas. En su morral de peticiones, lleva muchas cosas. Es una gira intensa. Ojalá y los apriete y los cimbre, porque no se merece Veracruz el trato que le han dado, de no soltarle cash, dinero que debe fluir y llegar del secretario Mead (Mid), que hace como que la Virgen le habla y voltea a ver al otro lado.

LOS CONTROLADORES AÉREOS

 He visto la película ‘Sully’, con el gran Tom Hanks, dirigida por otro grande, Clint Eastwood. El dos veces ganador de los Premios Oscar se lanzó al ruedo y filmó la historia del piloto Chesley Burnett “Sully” Sullenberger, aquel hombre temerario que amarizó en el neoyorkino rio Hudson, después de que al salir del aeropuerto La Guardia unos pájaros fueron succionados por los dos motores y el hombre se quedó sin potencia, viendo solamente a ese inmenso rio para amarizar de panzazo, quien a pesar de haberle salvado la vida a 155 pasajeros y toda la tripulación de un avión, fue señalado como el responsable del aparatoso accidente ocurrido el 15 de enero de 2009 sobre el río Hudson. La cinta es buena. Como todo lo que filma Hanks. La historia de la aviación ha sido siempre un tema recurrente, al menos para mí, que leo de cuantos accidentes de aviación ha habido y me solidarizo, a veces, con las palabras de Picasso: “No le tengo miedo a la muerte, le tengo miedo al avión”. Sully hizo lo que su mente le dio. No cuento el final de la película, pero hubo una escena que me impactó, cuando pide apoyo al controlador aéreo y este, como puede, lo va guiando a un aeropuerto alterno para llegar sano y salvo, cosa que no ocurrió. La cinta se basa en esa odisea. El controlador, cuando lo pierde en el radar, se le escurren unas lágrimas. Y enseguida llegan sus superiores a aplicar los protocolos. Nada hay para ellos como perder un vuelo, un trágico accidente donde, por lo regular, nadie queda vivo. Allí mismo, siguiendo los protocolos aíslan al controlador y lo meten a un cuarto solitario, en lo que llegan los de la FAA (Administración General de Aviación), que investigan todos los accidentes. Hubo en Hollywood una película de los controladores aéreos, que viven en un constante estrés y, cuando entran el relevo, uno a otro se empujan en el asiento trasero con trasero para no perder un segundo el mirar los doce o quince aviones que tienen destinados a llegar. Ordenarlos y evitar que choquen unos a otros y vayan tomando su turno en las pistas, de aterrizaje o despegue. Toco el tema porque Celia Castedo, la controladora aeroportuaria que, según las autoridades bolivianas, autorizó la salida del avión de la aerolínea Lamia que se estrelló hace una semana en Medellín, ha solicitado refugio a la Policía y al Ministerio Público del Brasil. Estaba siendo buscada por la Fiscalía boliviana, acusada de “incumplimiento de deberes y atentado contra la seguridad del vuelo”. El diario O Globo informó que desde la mañana del lunes, Castedo se encuentra en Corumbá, una ciudad fronteriza con Santa Cruz, donde vivía y de cuyo aeropuerto salió el avión siniestrado. Tendrá que rendir cuentas. Así es ese mundo de la aviación.

LOS TRENES

 Yo recuerdo, en mi época de joven en la bella y calurosa Tierra Blanca, cuando los trenes silbaban lindo y bonito y el Siete Leguas, el caballo que Villa más estimaba, se paraba a relinchar, y la estación del pueblo era una de las más importantes de la zona, pues tenía Mesa Redonda y Talleres, que cuando había un accidente de máquinas, trenes chocando o por alcance, los conductores eran también arraigados y la PGR comenzaba  la investigación para dilucidar si eran o no responsables. Historia para otro día.

LóPEZ OBRADOR CON LORET

Hoy mismo, el único presidenciable al que no le regatean candidatura, Andrés Manuel López Obrador, habló de todo con Carlos Loret de Mola, en una parte cuando señaló que no habrá olvido, pero si perdón, la conductora le mencionó a Javier Duarte de Ochoa, si lo perdonaría. Ni allí nos salvamos. El único candidato al que no se le acusa de deshonesto. ‘El presidente debe ser honesto’, dijo. Habló de su fuerte infarto en una arteria, la que los médicos llaman ‘la deja viudas’. Buena entrevista. Historia para más.

Visítenos: www.gilbertohaazdiez.com