Mató a su hija de cuatro años con droga

La mujer realizó esta atrocidad para poder tener sexo con su novio sin ser interrumpidos

Foto: El Debate
4 diciembre 2016 || 14:20 || El Debate
Compartir en redes

Estados Unidos.– Hace tres años una madre cometió un crimen horrible, asesinó a su pequeña hija Poppy de solo cuatro años. Los hechos ocurrieron en 2013 y su madre está siendo investigada por haberle suministrado una mezcla de heroína y metadona que le provocó un paro cardíaco.

Los hechos

Una niña de cuatro años murió después de ingerir medicamentos que se administraban a la pequeña en chocolates “Smarties” por su madre para que pudiera tener relaciones sexuales con su novio sin ser molestados.

La mujer llamada Michala Pyke, de 37 años, envió un mensaje a su compañero distribuidor de drogas John Rytting, 40, con un mensaje acerca de dar el Diazepam que le administraba a la pequeña.

Foto: El Debate
Foto: El Debate

La mujer solicitaba cada seis meses la medicación, al parecer Michala hacía esto con la intención de pasar el rato sin intervenciones de su hija y tener sexo con su novio sin que la menor les molestara dándole “pastillas mágicas” para que la niña se durmiera.

Los servicios médicos llegaron a casa de Pyke y encontraron a Poppy inconsciente, pálida y sin respiración. Fue trasladada al hospital pero no pudieron hacer nada por su vida.

Foto: El Debate
Foto: El Debate

Además, la policía encontró más de 1.000 tabletas de medicamentos controlados repartidos por todo el apartamento. Aunque los acusados niegan el crimen, los vecinos aseguran que la relación con la niña no era buena y solían gritarle.

El juicio

El jurado dijo que no había evidencia clara de la mujer estuviera conectada con sustancias ilícitas para mantener su silencio. La mujer ha admitido dos delitos por drogas, pero se niega ser la culpable del suministro de medicamentos a su hija. El juicio aún continúa.

Novio de la madre. Foto: El Debate
Novio de la madre. Foto: El Debate

Con información de El Debate

 

Notas relacionadas