Mató a su madre y a su casera, después durmió con los cadáveres

Fueron sus propios hermanos quienes descubrieron y denunciaron el crimen

17 febrero 2017 || 9:19 || Redacción
Compartir en redes

CDMX. Un joven de 23 años de edad, que al parecer se encontraba bajo los efectos de la droga, asesinó a su casera porque le fue a cobrar la renta, y como la madre del joven descubrió el crimen, temeroso de que lo denunciara ante las autoridades, también a ella le quitó la vida.

Esta tragedia se tejió días atrás, cuando la dueña de la vivienda marcada con el número 19 de la Calle Xoloc, en la Colonia Adolfo Ruiz Cortines de la Delegación Coyoacán, acudió a su propiedad para cobrarle la renta a Abraham “N”, quien desde hace cuatro meses llegó a arrendar en ese sitio.

Al parecer Abraham tuvo un desencuentro con la señora y se dio paso a una discusión que fue subiendo de tono, hasta que el joven, quien al parecer se encontraba bajo la influencia de las drogas, metió a la vivienda a la mujer y la asesinó.

En los días siguientes Abraham estuvo durmiendo en la vivienda con su excasera cerca de su cama, sin importarle que el cadáver de la señora comenzara a emitir un olor fétido.

Fue el pasado miércoles que la mamá del joven fue a buscarlo a la vivienda para llevarle alimentos, como lo hacía con frecuencia, pues conocía del problema de drogas que tenía su vástago; por lo que hizo acto de presencia en la vivienda y al notar un olor extraño, la mujer le preguntó a su hijo de qué se trataba.

Sin remordimiento alguno, Abraham “N” le confesó que había tenido un problema con la dueña de la vivienda que habitaba y que fue fuerte el altercado, hasta que lo hizo desesperar y la introdujo a una de las habitaciones en donde la privó de la vida; lo que le causó un sobresalto a la señora Juana “N”, progenitora del presunto criminal, quien amenazó con denunciarlo.

Al sentir que su madre lo llevaría a pasar varios años de su vida en prisión, Abraham la sometió y le comenzó a apretar el cuello hasta que perdió el sentido la mujer; pero para evitar que se repusiera, la volvió a agarrar hasta cerciorarse de que ya se encontraba sin vida.

Esa noche, Abraham durmió con los cadáveres de las dos mujeres.

Pero como cada que acudía a llevarle de comer a su vástago regresaba a su hogar por las noches, y esta ocasión no lo hizo, otros dos hijos de la mujer se preocuparon, y ayer por la mañana se trasladaron a la casa de su hermano para saber si él tenía conocimiento de dónde pudiera encontrarse la señora Juana, por lo que esto puso nervioso al matricida y feminicida.

Fue entonces que el joven tomó un arma punzocortante y decidió privarse de la vida; y ya cuando sus hermanos, quienes sospechaban algo, buscaban en el domicilio, en joven se hizo unas cortadas en las muñecas de sus manos y comenzó a desangrarse.

Al descubrir los cuerpos de las dos mujeres, los hermanos del joven pidieron el apoyo de policías, quienes al llegar al lugar y confirmar el doble crimen, detuvieron al presunto homicida, a quien tras brindarle los primeros auxilios, lo trasladaron ante el agente del ministerio público, quien en las próximas horas determinará su situación legal.

Con información de La Policiaca

.