México expresa a Israel rechazo por mensaje de Netanyahu a favor del muro de Trump

Los mexicanos “viven, trabajan y aportan al país vecino, cuyos derechos humanos tienen que ser respetados en todo momento”, dijo la comunidad judía en México

Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu. Foto AFP
29 enero 2017
8:25 hrs
AFP

El gobierno mexicano expresó su profunda extrañeza y rechazo al apoyo del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, sobre el decreto firmado por el presidente estadounidense Donald Trump para la construcción de un muro en la frontera con México, también reprobado por la comunidad judía.

México expresó su “profunda extrañeza, rechazo y decepción” por el mensaje de Netanyahu en Twitter en el que calificó como una “idea formidable” el proyecto de Trump de construir un muro en la frontera con México, que tiene una extensión de más de 3.200 km y en la que ya hay grandes vallas en varios tramos.

“México es amigo de Israel, y debe ser tratado como tal por su primer ministro”, demandó en un comunicado la cancillería mexicana, al recordar que en un acto en memoria de las víctimas del Holocausto, el canciller Luis Videgaray expresó el “entrañable afecto” hacia el pueblo israelí.

Por su parte, la comunidad judía de México se deslindó de ese mensaje del primer ministro de Israel.

“No coincidimos con él en este punto de vista y rechazamos contundentemente su postura”, enfatizó de su lado, en un comunicado, el Comité Central de la Comunidad Judía en México.

Los judíos dijeron que respaldan las acciones tomadas por el presidente Enrique Peña Nieto, quien canceló un encuentro con Trump que estaba programado para la próxima semana en Washington, luego de que el flamante mandatario estadounidense dijera en un tuit que si el gobierno de México insistía en no pagar el muro, era mejor que su par mexicano no acudiera al encuentro bilateral.

Los mexicanos “viven, trabajan y aportan al país vecino, cuyos derechos humanos tienen que ser respetados en todo momento”, dijo la comunidad judía en México.

El viernes Trump y Peña Nieto mantuvieron una llamada telefónica en la que reconocieron sus diferencias sobre el pago del muro con el que pretende detener el paso de inmigrantes indocumentados.

En la conversación de una hora, ambos presidentes acordaron buscar una solución al tema que ha puesto la relación bilateral en los últimos días en un fuerte estado de tensión.