Morena: el partido a vencer

1 febrero 2017 || 18:21 || Carlos Jesús Rodríguez
Compartir en redes

A MEDIADOS de Diciembre del año pasado, es decir, poco antes del gasolinazo, Parametría realizó una encuesta en Coatzacoalcos, y dentro del cuestionario aplicado de manera aleatoria a seis mil personas incluyó una pregunta ¿votará usted por el PRI en las próximas elecciones? Y el 60 por ciento respondió con un rotundo “no”, un 25 por ciento optó por no revelar su preferencia y solo 15 por ciento asintió que sufragaría por el Revolucionario Institucional. Acerca del 25 por ciento de ciudadanos que hicieron mutis a la pregunta sobre su intención de voto, queda claro que no necesariamente votarían en contra del PRI, pero tampoco a favor. Pudieran al final sumarse al gran porcentaje de abstencionistas o quizás, de última hora, serían parte del voto útil o fiel de la balanza, sobre todo si cómo se avizora la batalla será entre Morena y la alianza PAN/PRD. Y es que el desempleo provocado por Petróleos Mexicanos –y otras industrias dependientes- en la zona, el mal gobierno de Javier Duarte y la inseguridad que el Gobierno del Estado y las fuerzas Federales no han podido contener, alientan un sentimiento de rechazo al PRI –que no a las autoridades municipales- pero, también, a la dupla PAN-PRD que no da una, y eso se vislumbra en gran parte del Estado.

ASI, EN la referida encuesta se demuestra que sin candidatos la marca MORENA es la mejor posicionada con 50.2 por ciento de la intención de voto, contra un 42 por ciento en favor del PAN/PRD que, y como ya ha trascendido, los posibles abanderados serían la ex titular del DIF, Guadalupe Josephine Félix Porras, con probado arraigo pero severamente cuestionada por los graves errores cometidos por su madre al frente de la Presidencia Municipal de Minatitlán, aunque en defensa propia alegue que la vida no nos ofrece la opción de elegir a nuestra familia, recurso que se toma cómo válido. Otro de los precandidatos con amplio reconocimiento en colonias populares, aunque, también cuestionado por su pasado al lado del multi denunciado ex delegado de Sedesol y dos veces alcalde, Marcelo Montiel, es el, también, ex director del DIF y ex secretario de gobierno municipal, Jesús Moreno Delgado, quien ha venido consensando con la base militante del PAN a fin de que una vez nominado no se diga que fue producto de una imposición. Con menores posibilidades aparece el empresario de la educación Juan Manuel Rodríguez Caamaño, un junior cuya figura grisácea en nada abona al fortalecimiento del PAN, además de estar vinculado al Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Edel Álvarez Peña.

POR EL lado priista, el puntero, con amplio reconocimiento en colonias y en el sector laboral es el líder cetemista y diputado local plurinominal, Carlos Vasconcelos Guevara, ligado políticamente al Senador José Yunes Zorrilla, aunque tras el gasolinazo, en reuniones cerradas ha expresado su deseo de no participar al poseer información del gran posicionamiento de Morena, amén de verse en desventaja en virtud de que el 72.5 por ciento de los más de 220 mil electores votarían por una vaca echada siempre y cuando la postule el partido del político de moda, Andrés Manuel López Obrador. Otro de los precandidatos del PRI, aunque aún cojea por la paliza que el pueblo le asestó el pasado cinco de junio al perder vergonzosamente frente a Morena la diputación local, es el actual líder estatal del MT, Víctor Rodríguez Gallegos, quien con la cantaleta de que “el negro que no se raja”, intenta enarbolar la bandera priista a la alcaldía, consciente de que, de lo perdido lo que aparezca.

EL MOVIMIENTO de Regeneración Nacional ha lanzado al ruedo a Víctor Carranza Rosaldo, con oscuro pasado como funcionario de segundo nivel en el complejo petroquímico Pajaritos. Este personaje, se asegura, es compadre del matrimonio conformado por la diputada Federal Rocío Nalhe García y José Luis Peña, jubilado de Pemex igual que Carranza Rosaldo con el más alto nivel ¿mediante tráfico de influencias? Vaya usted a saber, pero lo cierto es que en Coatzacoalcos la militancia y seguidores de López Obrador han dicho que no permitirán un “dedazo”, y para eso el periodista Jesús Hernández Tea y el profesor Víctor Manuel Ordaz se han apuntado para participar y lograr la anhelada postulación. A ver qué pasa…

*****
AUNQUE EN Veracruz el Padrón Electoral lo integran 5 millones 699 mil 727 electores, y no obstante que 53 por ciento son mujeres y 47 por ciento hombres, lo cierto es que la participación política de las féminas en el País, ya sea por machismo, desinterés o comodidad, la desarrollan estos últimos, de tal suerte que a 10 años de la promulgación de la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, la paridad se encuentran muy distante. Y es que 4 mil 456 cargos políticos de primer nivel que existen en México, sólo 761 están en manos femeninas, apenas el 17 por ciento de las principales posiciones de poder público en México, lo que evidencia inequidad y rezagos que deben ser eliminados por decreto constitucional en el 2018.

POR ELLO ahora que la euforia circunda a los partidos políticos de cara al proceso electoral para renovar 212 alcaldías en la Entidad –además de las gubernaturas y otros cargos de elección popular en el Estado de México y Coahuila-, es menester recordar algunos ordenamientos de la Constitución; de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales y la de Particos Políticos que, entre otras cosas establecen (41 de la Carta Magna): “Los partidos políticos deben garantizar la paridad entre los géneros”; (Séptimo de Instituciones y Procedimientos): “es derecho de los Ciudadanos y obligación para los partidos políticos la igualdad de oportunidades y la paridad entre hombres y mujeres para tener acceso a cargos de elección popular” y (25 de la Ley de Particos): “Garantizar la paridad entre los géneros en candidaturas”.

Y AUNQUE será hasta el 2018 cuando los institutos tendrán que asumir por ley la igualdad de género en la selección de abanderados, la elección del 4 de Junio será un excelente preámbulo para determinar quiénes están dispuestos a cumplir el decreto constitucional pero, sobre todo, que partidos tienen suficientes mujeres para otorgarles el 50 por ciento de los abanderamientos. OPINA carjesus30@hotmail.com

*Esta es opinión personal del columnista