Mueren dos bebés en menos de 24 horas por negligencia, en Poza Rica

Entre el enojo y la desesperación no podían creer lo que les decían ya que todo estaba bien y ahora exigen las causas de la muerte para determinar si existe o no una negligencia

18 enero 2017
23:04 hrs
Alberto Brum

Poza Rica, Ver.- La madrugada de este miércoles murieron dos bebes por negligencia médica, uno fue a bordo de una ambulancia cuando lo llevaban a un hospital, en la comunidad de San Miguel Mecatepec, hasta el momento autoridades ministeriales se encuentran investigando.

Los lamentables hechos se registraron alrededor de las once de la noche del día martes, en la comunidad antes mencionada, cuando padres de un bebe de 4 meses, pidieron el apoyo de una ambulancia para trasladar a su hija a una clínica particular, socorristas de Cruz Ámbar al brindarle los primeros auxilios estos le dieron la mala noticia de que ya el infante había fallecido.

Familiares de los angustiados padres explicaron a las autoridades ministeriales que como a las diez de la mañana, de ese mismo día habían llevado a la menor al Centro de Salud de Flores Magón, donde los médicos de ahí le dijeron que no había ningún problema y que la niña no corría ningún peligro solo era calentura.

Ante el hecho retirándose del lugar dándole el medicamento que le recomendaron, pero al filo de las ocho de la noche volvieron a ir al médico ya que empezaba a ponerse morada y a inflamarse, pero de igual forma la doctora les explico que por la misma temperatura que tuvo le empezó a hacer reacción el tratamiento y era por eso que tenía esas renuencias y no pasaba nada, ya que ellos exigen se las autoridades competentes hagan algo al respecto ya que por su culpa y su inexperiencia paso todo esto.

Más tarde se logró saber de otra situación parecida pero esta vez fue en el Hospital Regional por la falta de cuidado a los bebes recién nacidos prematuros, y la falta de conocimientos en los doctores y al encargado de esa área.

Se logró saber por la madre que su bebe lucho por sobrevivir y que todo iba muy bien, le pedían medicamentos y accesorios y todo lo compraban en tiempo y forma, pero en la madrugada el vigilante nombro a los familiares y solo fue para darles la mala noticia.

Entre el enojo y la desesperación no podían creer lo que les decían ya que todo estaba bien y ahora exigen las causas de la muerte para determinar si existe o no una negligencia médica, pero serán autoridades ministeriales, quienes se encargaran de investigar qué fue lo que paso y darle un resultado a la familia.

.