Mujer de 64 años da a luz a gémelos

La mujer fue madre por primera vez hace 6 años y le quitaron la custodia de su hija; esta vez podría pasarle lo mismo con sus nuevos bebés

Foto: video
17 febrero 2017 || 11:54 || Bebés y más
Compartir en redes

¿Qué pasa cuando una mujer quiere ser madre, cueste lo que cueste? Que puede viajar a otros países para evitar las leyes del lugar en que reside, y lograrlo. Es lo que ha pasado con M.I.A, una mujer de 64 años que ha dado a luz recientemente a dos gemelos, seis años después de que los servicios sociales le quitaran la custodia de su otra hija.
Según leemos en Público, la mujer fue a dar a luz al Hospital Recoletas de Burgos, donde se le practicó una cesárea. Para lograr el embarazo sin los impedimentos de las leyes españolas, viajó a Estados Unidos, donde se sometió a un tratamiento de fecundación in vitro.

Madre por segunda vez
Con este parto, la mujer ha logrado ser madre por segunda vez, pese a que no tiene la custodia de su otra hija. Hace seis años tuvo a esta niña mediante el mismo sistema de fecundación, pero los servicios sociales vieron que estaba demasiado aislada, no iba vestida adecuadamente, su higiene era deficitaria, y que recibía poca estimulación por su parte.

Ante esta situación, acabaron por retirarle la custodia, en lo que debería ser un antecedente lo suficientemente importante como para desistir de su idea de tener más hijos. Ahora, con seis años más, con nada menos que 64, y con el inconveniente de que no ha tenido a un bebé, sino a dos, un niño y una niña, la situación podría volver a repetirse.

Una situación de difícil control
No conocemos a la mujer ni conocemos su historia, pero está claro que tiene los medios para ser madre, si quiere, incluso en una tercera ocasión. Es decir, si todo volviera a repetirse, si vieran que sus dos hijos tienen un déficit de cuidados y consideraran de nuevo la retirada de la custodia como la mejor opción, ¿qué le impediría volver a viajar a EE.UU. a hacer un nuevo tratamiento?

Cuando una mujer quiere ser madre, debe pensar en su deseo de serlo (totalmente lógico y respetable), pero también en su capacidad (y la de su entorno) de cuidar al bebé que nace, y en la jurisprudencia del lugar en el que reside. Puedo equivocarme, pero me da la sensación de que de las tres cosas, ella solo tiene en cuenta lo primero, sus ganas de volver a tener hijos, aunque luego no pueda cuidarlos adecuadamente.