Narcos, ordeñadores, policías y funcionarios de Pemex, lucran con las gasolinas en México

Pemex clausuró 316 gasolinerías ubicadas en 31 entidades del país por tener vínculos con el crimen organizado y los cárteles del narcotráfico

Foto: Web
8 Febrero 2017
17:20 hrs
Oro Negro

CIUDAD DE MÉXICO.- Oronegro publicó en su página web que las estaciones de gasolina coludidas con el crimen organizado que Pemex cerró realizaban operaciones ilícitas para blanquear dinero.

Pemex clausuró 316 gasolinerías ubicadas en 31 entidades del país por tener vínculos con el crimen organizado y los cárteles del narcotráfico que realizan operaciones ilícitas en el país.

Un reporte de Pemex Refinación, indica que las franquicias fueron detectadas entre enero de 2010 y 2015, a través del intercambio de información con la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Los datos recabados por la paraestatal revelan que Colima es el único estado donde no hay clausuras. En contraste, Nuevo León tuvo 40 gasolinerías cerradas; Tamaulipas y Veracruz, cada uno con 24; Estado de México, 22; Jalisco y Baja California, 17, por cada entidad; Coahuila, 15; Sinaloa y Michoacán, cada uno con 14; éstos son los estados con más casos.

thumbnail_Mafia

El reporte de Pemex menciona que entre enero de 2010 y diciembre de 2012 se llevaron a cabo 134 cierres, mientras que entre 2013 y 2015, fueron 182, lo que representa un aumento de 35 por ciento.

La información detectada por Petróleos Mexicanos, la PGR y la SHCP, permitió establecer que las gasolinerías eran utilizadas por organizaciones criminales para blanquear dinero que fue obtenido a través de actividades ilícitas.

Además, las autoridades detectaron que en algunos casos la gasolina que se vendía al público era robada de ductos o pipas que trasladaban el hidrocarburo en diferentes carreteras del país. Las franquicias utilizadas por el crimen organizado se suman a las 17 mil 700 denuncias que presentó Pemex ante el Ministerio Público entre enero de 2007 y julio del año pasado por el hallazgo de tomas clandestinas.

La Dirección Jurídica de Pemex estima que cada 24 horas las organizaciones criminales extraen ilegalmente 23 mil 500 barriles de hidrocarburos, lo que representa una ganancia anual de 21 mil millones de pesos.

thumbnail_Mafia3

Estos reportes se suman al de la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos (OFAC, por sus siglas en inglés), que detectó en el periodo 2005 a 2014 19 gasolinerías mexicanas relacionadas con los cárteles de Sinaloa, Golfo y los Zetas.

La información recabada por las autoridades estadunidenses refiere que las franquicias de Pemex son utilizadas para el lavado de dinero.

Entre las personas que se detectaron que utilizan las gasolinerías, se encuentran Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, así como Juan José Esparragoza Moreno, El Azul.

Por el aumento del robo de combustible, en julio pasado, Pemex solicitó al Congreso de la Unión una nueva legislación para endurecer las penas que castigan actualmente la ordeña de ductos y la extracción ilegal de combustibles.

thumbnail_Mafia2-620x322

La dependencia pidió incremento de penas y de sanciones económicas a partir del ilícito y el volumen robado; la previsión como un delito grave y de delincuencia organizada, así como la sanción a personas que comercialicen hidrocarburos sin marcadores y especificaciones. Otra de las peticiones fue procesar a las personas que participen en el delito.

16593829_10211479564122756_737968291_o

No sólo el Gobierno federal ganará con el nuevo precio de la gasolina, al bajar la inversión en subsidios y aumentar la captación de impuestos; hay otro sector que resultará beneficiado con el aumento.

Se trata de los grupos del crimen organizado que se dedican a la ordeña y venta clandestina de gasolina.

Es común ver en las carreteras del país donde se anuncia la venta de gasolina en casas o locales; los precios son mucho más reducidos que en estaciones de carga, lo que potenciará el consumo en ciertas comunidades del país.

Incluso, en las ciudades también existen expendios ilegales de gasolina y diésel que operan en plena vía pública.

thumbnail_Huachi2

Con la crisis por el aumento en el precio de la gasolina, el mercado negro de combustibles crecerá.

Ya en 2013 el robo de combustible representaba pérdidas millonarias para Petróleos Mexicanos. Ese año, se dijo que el robo ascendía a 5 mil millones de dólares anuales. Cada dos horas, se dijo, se perforaba un ducto para extraer gasolina, diésel, petróleo crudo o productos petroquímicos.

Un informe del Instituto Belisario Domínguez, del Senado de la República, sobre el robo de hidrocarburos en México, señala que la distancia entre cada toma clandestina es de apenas 3.5 kilómetros; la red total de ductos de Pemex es de 14 mil kilómetros, distribuidos por todo el país.

En 2016, Pemex dio a conocer que perdía diariamente 23 mil 500 barriles de gasolina por los robos; esto equivalía a más de 50 millones de pesos al día.

Las pérdidas no son solo por el combustible robado, sino por la reparación de los daños que dejan las tomas clandestinas. Cada una de esas obras tiene un valor de entre 120 mil y 250 mil pesos.

“En 2014, Pemex erogó para los trabajos de reparación 45.3 millones de pesos en mano de obra; las composturas costaron 360 millones; el pago por saneamiento de áreas afectadas por derrames fue de 230.9 millones de pesos, y la interrupción de bombeo y transporte costó mil 356 millones de pesos”, expone el Instituto Belisario Domínguez.

En tiempos normales, la gasolina ilegal se ofrece a precios más bajos que en las estaciones expendedoras; hay quien la vende hasta en 10 pesos el litro.

Pero en días pasados se vendió hasta en 40 pesos.

En los últimos días de diciembre se ofrecía combustible a través de las redes sociales. Un garrafón de 20 litros llegó a venderse en 800 pesos, 40 pesos por litro en San Luis Potosí.

Ni siquiera el aumento de penas de prisión a 25 años ha provocado que este delito baje; al contrario, se ha exponenciado.

thumbnail_Huachi1

Aumento sin control

Año con año, el problema del robo de combustible y su venta clandestina va en aumento.

El número de tomas clan- destinas pasó de 220, en el 2006, a 5 mil 574, en el 2015; un crecimiento de 25 veces.

Las denuncias por este delito también han ido en aumento. En el 2012, se tenían 3 mil 267 denuncias; en el 2015, ya eran 6 mil 898.

Según cifras de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), alrededor del 20 por ciento del mercado de gasolina es controlado por el crimen organizado,que vende combustible en varios estados del país.

En la comisión de ese delito están involucrados varios grupos criminales que han alcanzado a los propios trabajadores de Pemex; es recurrente la información de que algunos de los detenidos por la ordeña del combustible son empleados de la empresa productiva del Estado. En 2014, Pemex creó la sub- dirección de Salvaguardia Estratégica, encargada de cuidar las instalaciones de la empresa. Se encuentra bajo un mando militar.

Hasta mayo del 2016, esta subdirección había decomisado más de 2 millones de litros de hidrocarburos robados.

A pesar de ello, la sustracción ilegal de combustibles continúa porque hay mercado para ello.

Otra de las aristas del problema es el consumo. En septiembre del 2014, la Procuraduría General de la República dio a conocer que los detenidos de una banda dedicada al robo de combustible declararon que los hidrocarburos eran vendidos a un precio menor del comercial, y era adquirido por empresas papeleras, fundidoras de metal, tequileras y otras.

thumbnail_Huachi3-1-1

La Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos establece castigos no solo para quienes roben el combustible o posean el hidrocarburo robado, sino a quienes lo compren.

En su artículo 9, dicha Ley vigente desde enero del 2016 establece que habrá sanciones para quien: “Compre, enajene, reciba, adquiera, comercialice o negocie hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos, sin derecho y sin consentimiento de asignatarios, contratistas, permisionarios, distribuidores o de quien pueda disponer de ellos con arreglo a la ley”.

Si la compra es por hasta 300 litros, la pena que se im- pondrá será de 2 a 4 años de prisión; los castigos van aumentando gradualmente has- ta los 15 años de prisión si es por más de 2 mil litros.

thumbnail_IMPACTO4-2

Especialistas destacan que en la ordeña de ductos es probable que estén involucrados trabajadores de Petróleos Mexicanos, puesto que poseen el conocimiento necesario sobre la infraestructura y el manejo de los combustibles

Consumar la sustracción de hidrocarburos en los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) requiere la participación de personal capacitado en maniobras para tuberías y manejo de combustibles, lo que implica que algunos empleados de la empresa estén involucrados en la ordeña ilegal, advirtió el titular de la División de Gendarmería de la Policía Federal, el comisario general Benjamín Grajeda Regalado.

“Los que hacen las tomas clandestinas seguramente deberán tener los conocimientos para hacer el barrenado de la tubería y la colocación de la llave de paso”, comentó el comisario en entrevista.

Datos de las autoridades federales, obtenidos vía transparencia, señalan que personal de Pemex ha sido detenido e involucrado en la ordeña de ductos por todo el país. De 2006 a 2015 fueron detenidos 123 trabajadores y 12 ex empleados por su probable participación en el robo de hidrocarburos.

thumbnail_robo-hidro3

En Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Guanajuato, Colima, Coahuila y Tamaulipas se han detectado el mayor número de tomas clandestinas en la presente administración, según datos de la Gendarmería de la Policía Federal.

Grajeda Regalado reconoce que hay ciertos estados que presentan mayor índice de tomas clandestinas, mismos en los que se han incrementado los operativos y presumió los resultados obtenidos por elementos de la Policía Federal.

thumbnail_robo-hidro3

“En esta administración hemos recuperado más de 30 millones 400 mil litros de combustible. Generalmente el diesel y la gasolina son los hidrocarburos que se sustraen de manera ilegal”, indicó.

El registro de tomas clandestinas se ha incrementado considerablemente los últimos cinco años. Pemex reportó mil 635 puntos de ordeña en 2012; para 2013 el número incrementó a 2 mil 612; en 2014 las tomas clandestinas detectadas fueron 3 mil 635 y en 2015 la cifra ascendió a 5 mil 252.

La empresa reportó 2 mil 221 puntos de ordeña, de enero a mayo de 2016, principalmente en Guanajuato, Puebla, Tamaulipas, Veracruz y el Estado de México.

La ordeña de combustible no sólo involucra a expertos de Pemex, autoridades de los tres niveles de gobierno se han relacionado el ilícito, liderado por cárteles del crimen organizado.

thumbnail_robo-hidro2

Los grupos detectados en estas actividades son Los Zetas, Los Caballeros Templarios, el Cártel del Golfo y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). A pesar de los resultados en cuanto a operativos de recuperación, el comisario dijo que no cuenta con cifra de detenidos por este ilícito y destacó que generalmente se recupera el combustible, pero los responsables logran escapar.

“En ocasiones se han encontrado en flagrancia vehículos conectados a la tubería y es cuando se localizan tomas clandestinas que posteriormente se clausuran.

“Al ver las unidades de la Policía Federal los delincuentes huyen y sólo se recuperan los vehículos”, advirtió el comisario.

Link de la nota: http://oronegro.mx/2017/02/06/narcos-ordenadores-policias-y-funcionarios-de-pemex-lucran-con-las-gasolinas-en-mexico/