Narro y la Cofepris ‘no ven’ medicinas clonadas ni quimios falsas

2 febrero 2017
20:46 hrs
Javier Roldán Dávila

Ser rector de la UNAM es tan eficaz para curar lo priista, como las quimios falsas el cáncer

Sobre el tema de la existencia de medicinas clonadas y quimios falsas, hay testimonios de dos ex secretarios de Salud estatales que lo admiten: Pablo Anaya y José Antonio Nemi Dib, incluso, este último, señaló a los medios que hubo nueve niños muertos por falsos tratamientos oncológicos, de los cuales desaparecieron los expedientes.

También la Contraloría General del estado y Laboratorios Roche saben de las irregularidades al menos desde el año 2010.

Por eso resulta increíble que el secretario de Salud Federal, José Narro y el titular de la Cofepris, Julio Sánchez, en apenas dos semanas de investigación afirmen ‘que no tienen evidencia de que se hayan aplicado quimios falsas después de revisar poco más de cien expedientes’.

Sin ser expertos en el tema, la pregunta que surge de bote pronto es la siguiente: ¿anotaran en el expediente de un enfermo: después de canalizar al paciente y suministrarle agua destilada no presentó mejoría? ¡Por Dios! ¿Quién carajos va a llevar una bitácora de las tropelías?

Eso sí, la Cofepris ya admitió la existencia de casi 17 toneladas de medicamentos caducos y alrededor de 47 mil pruebas para detectar VIH falsas.

La percepción que generan las apresuradas conclusiones de las instancias federales es en el sentido de que quieren ‘enterrar’ el asunto, porque de salir a flote, evidenciaría que durante varios años la Cofepris fue omisa (o ¿cómplice?) de lo que pasaba en Veracruz.

El colmo de los colmos, es que ahora Narro quiere proceder legalmente contra el actual gobierno de Veracruz en virtud de que ‘no presentó pruebas y generó pánico’.

Posdata: por cierto, Yunes Linares asegura que desde 2012 la Cofepris tiene conocimiento del entuerto y que Julio Sánchez era el segundo de abordo, sin embargo, guardó silencio.

*Esta es opinión personal del columnista