No han devuelto 25 mil millones los principales saqueadores y compraron impunidad

Estos son los principales operadores del saqueo en Veracruz, gozan de libertad impunemente y tampoco devuelven lo que se robaron

14 Marzo 2017
19:15 hrs
Julio Fentanes

Veracruz.- Conforme avanzan los meses y se superan los primeros 100 días del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, se esfuma la posibilidad de recuperar cuando menos 25 mil millones de pesos saqueados a las arcas estatales, y ver tras las rejas a las principales lavadores de dinero.

Es muy importante mencionar, que aunque públicamente se habla de 20 o 25 mil millones de pesos saqueados, tampoco Sefiplan, ni la Fiscalía, ni ninguna autoridad estatal o federal, han dado una lista “oficial” del dinero robado aunque desde luego existe.

El propio gobernador, dijo en una amplia entrevista publicada en Newsweek y Noreste en febrero del año pasado, que él mismo tenían presentadas denuncias en la PGR y la Fiscalía estatal, por más de 20 mil millones de pesos saqueados.

El dinero se debe devolver por los entonces amigos de Javier Duarte, y tienen que ir a la cárcel y ser juzgados por corrupción y saqueo a las arcas estatales, de fondos federales.

“Tengo denuncias presentadas, donde se señala que más de 20 mil millones de pesos, de fondos federales han sido desviados por el gobierno de Veracruz, ¿A dónde han sido desviados? A ranchos, cuentas bancarias en Estados Unidos, hoteles que tienen en España, terrenos en Houston y más cosas que daremos a conocer”, dijo el entonces candidato a la gubernatura entrevistado por este reportero en Poza Rica, durante una gira.

Yunes Linares, enfatizaba con ahínco, como lo hizo cada día que estuvo en campaña para lograr su sueño de ser gobernador, que el dinero debe reintegrarse a los organismos e instituciones que corresponden “y lo deben devolver los cómplices del todavía gobernador”.

 

Estos son los principales saqueadores de Veracruz, Noy Mansur, Javier Duarte y Jaime Porres. Foto: Especial.
Estos son los principales saqueadores de Veracruz, Moy Mansur, Javier Duarte y Jaime Porres y gozan de impunidad. Foto: Especial.

 

“Moisés Mansur, Jaime Porres, Franky García, el hermano de Duarte, la cuñada de Duarte. El suegro de Duarte y todos los que han saqueado a Veracruz”, detalló el hoy gobernador en aquella entrevista con este reportero.

Meses después, ganó la gubernatura y fue a cazar personalmente a los saqueadores, presumiendo en su primer discurso como gobernante la recuperación de unas centenas de millones de pesos.

A poco más de 100 días del primer mensaje, las probabilidades de recuperar el dinero saqueado se esfuman, y de que a la cárcel vayan los peces gordos, también, porque han buscado protección legal y extrajudicial, pactando con la autoridad unos buscando padrinos otros, para que nos los persigan.

Lavado desde el “Jet Set”

En buena parte de las indagatorias oficiales y denunciado en más de una ocasión por el actual gobernador Miguel Yunes Linares, el empresario cordobés, que también tiene nacionalidad española, Jaime Porres, miembro del “Jet Set” del país, es otro de los que saquearon las arcas públicas, dicho y reafirmado por años, por Yunes Linares.

De hecho, primero como diputado federal y luego como aspirante a gobernador, Jaime Porres siempre aparece en el organigrama de Yunes Linares, en el mismo nivel que Moisés Mansur y los hermanos Mariano y Franky.

Por su categoría del “Jet Set” y codearse con empresarios de alto nivel de México, como los de Pinfra, una de las constructoras de mayor prestigio y caudal en el país, a Jaime Porres le tocaba hacer negocios que parecieran limpios y tuvieran bajo perfil.

Jaime Porres
Jaime Porres.

Gracias a este empresario, amigo de Duarte desde las infancias cordobesas, la operación de los puentes estatales, “El Prieto” de Pánuco, “Jolopo” de Álamo, y el de Coatzacoalcos, que ingresan diariamente millones de pesos, se las adjudicaron.

También consiguió socios para abrir negocios donde pudiera “blanquearse” legalmente el dinero.

Hoy sabemos que una de las familias más poderosas de Veracruz, con grandes inversiones multimillonarios en el país y extranjero, abogó por él desde Xalapa con gente del más alto nivel gubernamental, para que poco a poco dejaran de nombrarlo como uno de los saqueadores favoritos de dinero.

Sin embargo, tampoco se sabe públicamente “de vomito negro”, ni que la Fiscalía de Winckler continúe con las denuncias penales que Yunes Linares anunció ya había hecho contra este encumbrado ”socialité” y uno de los favoritos de las revistas del corazón, al que también apodan “El Quequi”.

Porres Cabada también ganó mucho dinero negociando los préstamos de la deuda veracruzana por el que se pagaban elevadas comisiones.

Duarte y Karime querían entrar a este selecto mundo y por eso lo convencieron de que fuera su socio con jugosos millones.

Hasta el día de hoy nadie ha dicho dónde están los miles de millones de pesos ni cuáles fueron las cuentas desde las que operaba el “socialité”, ni tampoco a quién se le dará el dinero de las ganancias del blanqueo de activos.

Lo que si se supo es que inauguró un palacete en Santander, España.

 

Los lavadores arrepentidos Ortega, Janeiro y Mansur

Fue Moisés Mansur Cysneiros amigo de Javier Duarte de la época universitaria quien le presentó a Alfonso Ortega, que de acuerdo a su propia confesión, intentó salirse del negocio ilícito, pero el delincuente exgobernante no se lo permitió y decidió huir hasta que llegó a la PGR a soltar todo lo que sabía a cambio de perdón y protección.

Alfonso Ortega de 40 años cobraba 300 mil pesos mensuales por su trabajo, además de muchas otras canonjías, como viajes al extranjero, con Moisés, su amigo desde los tiempos del ITAM.

El otro lavador de dinero que se acaba de arrepentir y pactar con la PGR, es  José Juan Janeiro Rodríguez, un abogado que tenía asegurada una carrera como litigante buena pero le ganó la ambición y prefirió mover grandes cantidades de recursos, sin embargo, prefirió arriesgarse a lavar dinero para Duarte y dejar el despacho que tenía montado con su socio José Contreras Mantecón que ya se desligó de él.

José Juan Janeiro Rodríguez, operador financiero y abogado de Javier Duarte.
José Juan Janeiro Rodríguez, operador financiero y abogado de Javier Duarte.

Ortega dijo en octubre del año pasado cuando se fue a entregar, que consideraba que cuando menos se habían lavado unos mil 500 millones de pesos, sin embargo a él sólo le constaban 350 millones que él habría operado.

Sin embargo, después de que se hizo pública su entrega, ya tampoco se supo cuanto dinero más del gobierno se desvió.

Explicó que por instrucciones de su amigo, Moisés Mansur, constituyó más de 10 empresas de papel o Sociedades de Responsabilidad Limitada LLC en la Unión Americana para adquirir e invertir en inmuebles en Miami y Nueva York, después se adquirían, Karime Macías ordenaba endosarlas a otras personas.

Ortega, Mansur y Porres, operadores financieros de Javier Duarte. Siguen en completa impunidad.
Ortega, Mansur y Porres, operadores financieros de Javier Duarte. Siguen en completa impunidad.

En México se compraron un edificio en Masaryk, al lado del Hotel Habita; 3 departamentos en el Club de Golf Bosques de Santa Fe y dos terrenos en Calle Sierra Fría, en las Lomas de Chapultepec; un terreno en Avenida Chapultepec y Salamanca y un inmueble en la Delegación Coyoacán.

En el Estado de México compró el rancho Las Mesas, en Valle de Bravo; una plaza comercial en Metepec y unas bodegas en Ocoyoacac.

En Veracruz, tiene una casa en Tlacotalpan; el rancho El Faunito, en Fortín, y la Torre Pelícano en Boca del Río, donde otros familiares también tienen condominios.

Tres departamentos en el conjunto Finesterre de Ixtapa-Zihuatanejo.

En Campeche, se lavaron 253 millones 300 mil 963 pesos entre 2011 y 2016, dinero que habría pagado la empresa Inmobiliaria Brades por una parcela del ejido Lerma, donde se construiría un sitio residencial y de vacacionistas de lujo.

 

Moisés Mansur el canadiense

Quizá el principal operador de Javier Duarte para establecer la intrincada red de lavado es Moisés Mansur quien confesó parte de sus crímenes en un video que se hizo circular en internet desde Canadá.

Canadá no tiene extradición con México, ahí se han ido a refugiar grandes delincuentes mexicanos, sobretodo corruptos personajes.

Moisés Mansur.

Sin embargo, después de ese video ya su nombre dejó de aparecer como uno de los más buscados por Yunes Linares y la Fiscalía veracruzana.

Este personaje de acuerdo a Ortega, es uno de quienes deben haber lavado miles de millones de pesos, los mismos que no aparecen en las cuentas.

 

Empresas Fantasma:

García Guzmán, Beto Silva, Motita y Nohemí

Otros mil millones de pesos que podrían recuperarse y meter a la cárcel a los defraudadores son los que se robaron a través de empresas fantasma y cuya intervención para el robo fue de primera mano de: Ricardo García Guzmán excontralor que solapó a estas empresas fantasma, y hoy lo protege el PAN.

Alberto Silva extitular de Desarrollo Social, Adolfo Mota de la SEV y Nohemí Lagunes de PC, exsecretarios que sacaron dinero a través de empresas inexistentes.

De acuerdo con un dictamen del ORFIS, encontró 131 contratos de  tres dependencias y una entidad del gobierno veracruzano dieron a un grupo de compañías que no existen en sus domicilios fiscales y cuyos accionistas tampoco son empresarios.

El monto total de dichos contratos que si se les pagaron por trabajos y productos nunca entregados suman casi mil millones de pesos provenientes de las arcas locales.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) validó esta información, y aunque dijo que investigaba a funcionarios y secretarios que gastaban más dinero de lo que su salario les permitía tener, a la fecha no hay ningún extitular de estas dependencias involucradas detenido o al que se le hubiera obligado a devolver el dinero que se robaron.

Los titulares de las secretarías que robaron dinero a través de empresas fantasma son los actuales diputados federales Alberto Silva, Nohemí Guzmán y Adolfo Mota, gozan de fuero federal y al parecer protección del más alto nivel porque ya nadie dice que va tras ellos, ni la Fiscalía veracruzana de Jorge Winckler.

Existe una denuncia penal ante la Fiscalía Especializada en Delitos Relacionados con Hechos de Corrupción y Cometidos por Servidores Públicos, que quedó asentada en la carpeta de investigación FESP/261/2016-VII en contra de los funcionarios que resulten responsables.

Hasta este día tampoco se ha informado públicamente cuando procederán legalmente contra los saqueadores, ni siquiera hay solicitudes de desafuero para  Alberto Silva, Adolfo Mota o Nohemí Guzmán Lagunes, quienes eran los titulares de las secretarías que sacaran el dinero a través de contratos con empresas inexistentes.

 

Protección especial para García Guzmán

El que validó y defendió a capa y espada que las empresas no eran fantasma y que si cumplieron con lo que se les pagó, fue el excontralor Ricardo García Guzmán, vinculado junto con sus hijos Rodrigo y Ricardo a una red de delincuentes en el norte veracruzano, con sede en Pánuco, donde gobierna Ricardo y en la cual Rodrigo es representante ante el Congreso, y próximamente el papá y jefe del Clan será candidato a alcalde, heredando de su hijo la presidencia municipal.

panuco-3

 

A los García Escalante los protege el PAN y el gobierno estatal, mientras que del dinero robado a nadie le interesa que lo regresen o al menos no se informa si ya “vomitaron” algo, al contrario, le darán fueron al excontralor corrupto haciéndolo primero candidato a la alcaldía de Pánuco y luego con la fuerza estatal del PAN-PRD, hacerlo ganar.

 

Mariano y Franky, otros defraudadores impunes

En complicidad con el gobernador delincuente y su mujer, prófugos, los hermanos Mariano y Franky García, también lavaron dinero para los Duarte–Macías, además de quedarse con una parte de los más de 2 mil millones de pesos que le birlaron a los donativos de PEMEX para el gobierno veracruzano.

De estos dos mil millones de los cuales 586 millones fueron en efectivo; 820 millones en asfalto; 754 millones en combustible y hasta un helicóptero en donaciones de PEMEX.

Mariano García incluso fue detenido en 2015 en el aeropuerto de Toluca, cuando no pudo comprobar una maleta con cinco millones de pesos en efectivo que transportaba.

Mariano y Franky García
Los hermanos Mariano y Franky García, operadores financieros de Duarte.

De los recursos en efectivo que PEMEX donó a Javier Duarte tampoco hay reporte sobre en que se utilizaron.

Los vales de combustible y asfalto se vendieron unos y otros los utilizó para pagarles como si fuera efectivo a constructores a los que les debía muchos millones de pesos.

Los vales de productos como AC30 nombre técnico del asfalto se pueden hacer efectivos en cualquier sitio autorizado de PEMEX sin mayores dificultades.

 

Y una larga lista de saqueadores

De acuerdo a un análisis del Observatorio de las Finanzas Públicas de la Universidad Veracruzana, la deuda que tenía el gobierno de Javier Duarte de Ochoa al cierre de su sexenio, cuando menos era de 170 mil millones de pesos, si sumarle todavía 2015 y 2016.

Este dinero se divide en 127 mil 39 millones de adeudos bancarios, bursátiles y pasivos diversos, más 43 mil millones por devolución de fondos federales no utilizados para lo que enviaron.

No lo tienen los proveedores, no hubo obras ni pago de deuda que justifiquen los créditos y la ASF dice que el dinero que la federación dio, no se aplicó para lo que se envió ni se le regresó.

¿Cuál fue el destino de más de 170 mil millones de pesos?

 

Woodlands Creek, el rinconcito de los veracruzanos

Además de Bermúdez Zurita, con sus propiedades en Texas, se presentaron también denuncias por enriquecimiento de que tanto la hermana  de Karime Macías Tubilla, de nombre Mónica, como la mamá identificada como María Virginia Yazmín Tubilla Letayf, tenían cada una mansión en el exclusivo fraccionamiento para multimillonarios, Woodlands Creek en la zona metropolitana de Houston Texas, entre otras propiedades.

Además de Houston, también se confirmaron sus propiedades en la ya famosa Torre Pelícano de Boca del Río, incluyendo al esposo de Mónica de nombre de José Armando Rodríguez Ayache.

Las mansiones son comunes y llegan a costar hasta 100 millones de dólares

Según la indagatoria UEIDFF 2329/2016, la PGR intenta relacionar los nexos entre familiares, amigos y colaboradores en el gabinete del Gobernador a fin de encontrar la ruta del dinero evadido al fisco.

Cuando menos 35 personas estaban bajo esta investigación tanto por el SAT como la PGR, sin embargo al día de hoy, ni se recupera dinero ni se entregan propiedades.

 

Los hermanos incómodos

Otro de los prestanombres de quien se habló a finales del año pasado, pero ya quedó en el olvido es el hermano Daniel Duarte de Ochoa que vive en España, y quien era el que compraba hoteles y departamentos en aquella ciudad.

La misma suerte tiene Cecil, el otro hermano que también se dedicaba a los negocios privados con dinero oficial.

Nadie los ha vuelto a nombrar, ni menos que regresen lo que no es suyo.

 

Gasolineros arrepentidos

Quienes si se arrepintieron inmediatamente fueron los del Grupo Gasolinero Hydrosina, que devolvieron alrededor de 450 millones de pesos que les habían dado en efectivo para invertir legalmente y “blanquear” así el dinero del gobierno veracruzano.

Foto: web

 

Solo El Faunito y un pedazo de Las Mesas

De todo esto, apenas El Faunito y una parte del Rancho Las Mesas en Valle de Bravo se ha recuperado, de lo demás nada.

Y aunque se puede aplicar la “ley antinarco” o de extensión de dominio para quitarle todo lo que tenga y obtuvo ilícitamente, tampoco nada se ha hecho, o al menos no se ha dicho públicamente.

El rancho Las Mesas. Foto: Especial.

Así transcurren los primeros 100 días del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, entre claroscuros, en la seguridad tuvo que recurrir a la Gendarmería, el Ejército y la Marina para bajar la inseguridad que no cede, con decenas de ejecutados diariamente; en la administración estatal, le ha tomado más de tres meses tratar de poner orden en todas las secretarías y su equipo no responde al tamaño de las necesidades; en la política ya lo alcanzó el proceso electoral del próximo 4 de junio mientras que en las promesas con duartistas presos y dinero recuperado, apenas van mil millones de pesos recuperados, de cuando menos 25 mil saqueados.

Aunque el gobernador ya dijo que llevará tiempo regresar al Veracruz productivo, pujante y honesto.

Y que trabaja la Fiscalía en las órdenes de aprehensión de los temibles delincuentes.

Rancho El Faunito

De los cuales, justo en sus primeros 100 días, cayó el exgobernador interino, Flavino Ríos, que seguramente si sabe algo, pero es un hecho, que no se llevó los 25 mil millones de pesos, cayó porque fue cómplice de la huida de Javier Duarte, y estaba a la mano para echarle el guante, los demás andan prófugos o arrepintiéndose y “vomitando negro”.

Otros tienen fuero en el Congreso federal y estatal, como es el caso de Juan Manuel del Castillo. Otros simplemente siguen por ahí sin ningún problema, así sucede con Javier Deantes, Harry Grappa, Gina Domínguez y Ricardo Sandoval.

El diputado y ex secretario particular del gobernador con licencia Javier Duarte de Ochoa, Juan Manuel del Castillo. Foto: FotoJarocha.
El diputado y ex secretario particular del gobernador con licencia Javier Duarte de Ochoa, Juan Manuel del Castillo. Foto: FotoJarocha.
Javier Deantes. Foto: Web
Javier Deantes. Foto: Web
Harry Grappa, exsecretario de Turismo en Veracruz.
Harry Grappa, exsecretario de Turismo en Veracruz.