Nuevos mercados: El reto ante agresiva política comercial negativa de Estados Unidos

No será fácil diversificar los mercados de comercio exterior, pero el país no tiene otra alternativa

19 enero 2017 || 18:00 || Rafael Flores Hernández
Compartir en redes

Ante el inicio de la nueva administración estadounidense que ha declarado como una de sus prioridades la revisión y renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) previendo fuertes restricciones al intercambio comercial con México como parte de las políticas proteccionistas que ha adelantado el presidente Donald Trump, México se ve en la necesidad de replantearse una nueva política en materia de comercio exterior y reconfigurar su esquema empresarial interno para no depender tanto de Estados Unidos y diversificar los mercados con los que puede desarrollar negocios estratégicos. En realidad nuestro país no parte de cero, actualmente México cuenta con una red de 12 Tratados de Libre Comercio con 46 países (TLCs), 32 Acuerdos para la Promoción y Protección Recíproca de las Inversiones (APPRIs) con 33 países y 9 acuerdos de alcance limitado (Acuerdos de Complementación Económica y Acuerdos de Alcance Parcial) en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI). (Ver mapa Tratados y Acuerdos).

México se ve en la necesidad de replantearse una nueva política en materia de comercio exterior y reconfigurar su esquema empresarial interno para diversificar sus mercados.

Además, México participa activamente en organismos y foros multilaterales y regionales como la Organización Mundial del Comercio (OMC), el Mecanismo de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI). Todos estos acuerdos y tratados le permiten impulsar un sistema multilateral de comercio sólido que dé mayor certeza al intercambio comercial y a los flujos de inversión extranjera directa. Adicionalmente, es importante contribuir al establecimiento de reglas claras para las exportaciones, la inversión y la protección de los derechos de propiedad intelectual y contar con mecanismos apropiados para la defensa de nuestros intereses comerciales, así como los de exportadores e inversionistas nacionales.

Como puede apreciarse en el mapa, existen una serie de acuerdos que no han sido del todo aprovechados por nuestro país, como es el caso de los convenios firmados con Israel, la Unión Europea en su conjunto, Japón, y varios países latinoamericanos, habrá que impulsar y promover mejores condiciones para estos inversionistas. El caso de Israel es emblemático si consideramos además el tamaño y la importancia de la comunidad judía en nuestro país, como es sabido  el desarrollo de la agrotecnología en Israel se ha caracterizado por la creación de sistemas innovadores a partir de la necesidad de afrontar la escasez de los recursos naturales del país, especialmente en agua y tierra cultivable. Gracias a la estrecha cooperación entre investigadores, agentes de extensión, empresas, agricultores e industrias, las soluciones que ofrece la agrotecnología israelí se exportan hoy en día a todo el mundo.

Cuenta con una red de 12 Tratados de Libre Comercio con 46 países.

Por otra parte la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), considera a México una “potencia agroalimentaria mundial”, aseguró Fernando Soto Baquero, representante en el país de dicho organismo internacional. Soto Baquero precisó que en el país “más de siete millones de mexicanos se dedican al sector primario”. La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) reporta que México cuenta con 32 millones de cabezas de ganado, produce 7 mil millones de pollo de engorda al año y es el principal productor de limón a escala global. Asimismo, el país es el séptimo productor del mundo en alfalfa, cuarto productor de jitomate y cuarto productor de cerveza, y pronto será el segundo.

Mapa de tratados y acuerdos de México. Fuente: Secretaría de Economía del Gobierno Federal
Mapa de tratados y acuerdos de México. Fuente: Secretaría de Economía del Gobierno Federal

El escenario de oportunidad en la relación México-Israel queda enmarcada en la revisión que este mismo año se hará del Tratado de Libre Comercio entre ambos países para su actualización, como fue informado a mediados del año pasado por el embajador de Israel en México, Jonathan Peled. El objetivo de esta revisión, dijo el diplomático, es mejorar el tratado y ampliarlo para triplicar el intercambio comercial entre estas naciones e incluir algunos sectores como el de inversiones y servicios, que no estaban contemplados en el que se firmó en el año 2000.

En la región Asia-Pacífico, las relaciones de México con Japón han cobrado una especial importancia tras la firma del Acuerdo de Asociación Económica en 2004 y su entrada en vigor en 2005 y la Asociación Estratégica Global de 2010, que han sido a su vez el marco del reciente boom de inversiones japonesas en el país. La llegada en 1966 de la firma Nissan a la Ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca, Morelos, marcó un hito en la constante llegada de grandes firmas niponas que a finales de 2015 sumaban 957, de las cuales casi quinientas están en los seis estados de la región del Bajío.

Se está configurando un nuevo orden mundial y a México le corresponde definirse como un actor activo de dicha dinámica geopolítica o perder décadas dejándose llevar por la inercia, provocando mayor rezago, pobreza y desigualdad.

La compañía JFE Steel Corporation de Japón, invertirá, a través de una alianza empresarial, 270 millones de dólares para establecer una planta de producción de láminas de acero en México, que comenzará a operar en el 2019, destinadas a la fabricación de automóviles.

A nivel nacional se dejan ver ya claroscuros que anuncian la tormenta, se dice que todo lo que pasó en Veracruz, es solo un tímido reflejo de lo que pasa a nivel nacional.

Desde luego que no será fácil diversificar los mercados de comercio exterior, pero México no tiene otra alternativa, afrontaremos además restricciones a terceros que impulsa Donald Trump, pero fortaleciendo sectores clave al interior y estimulando nuevos mercados se presenta una oportunidad interesante para el país. Lo que sí debe quedar claro, es, que debe replantearse el modelo de país al que aspiramos, es impensable seguir como vamos, la promoción del libre mercado “per se” ya no opera en el mundo actual. Se está configurando un nuevo orden mundial y a México le corresponde definirse como un actor activo de dicha dinámica geopolítica o perder décadas dejándose llevar por la inercia, provocando mayor rezago, pobreza y desigualdad. Al parecer el gobierno actual encabezado por Enrique Peña Nieto no tiene hoja de ruta definida y pareciera que solo espera capotear el temporal en los dos años de administración que le restan sin dar ningún golpe de timón tan necesario en estos momentos, quizá subestimando al pueblo de México, en un verdadero acto de cinismo político y pensando que somos tan tontos que no nos daremos cuenta. A nivel nacional se dejan ver ya claroscuros que anuncian la tormenta, se dice que todo lo que pasó en Veracruz, es solo un tímido reflejo de lo que pasa a nivel nacional. Que Javier Duarte nunca aparecerá o lo hará muerto, pues sabe demasiados pecados del sistema. Lo cierto es que juegan con fuego los políticos mexicanos y pronto el pueblo demostrará que somos una nación consciente de que merece una mejor clase política. Ya se verá…