Oro líquido

21 enero 2017
19:05 hrs

Por Mario Noriega Villanueva

De acuerdo a como están sucediéndose los incrementos en el precio de los combustibles  –gasolinas,  diésel y gas–, los expendios seguirán siendo con mayor razón, como ya se empieza a dar, serán muy socorridos por los delincuentes, dado el disparo que han sufrido y que se elevarán más en este mes, cuando habrá aumentos diarios, después de que se aplique el primero del mes de febrero,  en unos días más.

Ni el oro será tan demandado como las gasolinas y las gasolineras por los delincuentes, sabedores de que con esos criminales precios, los capitales que se manejarán por turno, serán apetecibles por que la recaudación será elevada. Ya empezaron con un paquete de 13 expendios y así irán aumentando también en toda la región, porque es obvio que con tales precios, las entradas son mucho mayores y por tanto, bastante apetecibles por los botines que pueden llegar a obtener.

Luego entonces, al no haber tampoco vigilancia suficiente para cuidar de estos negocios, se registrarán numerosos  atracos  que irán poniendo en problemas económicos serios a los empresarios del ramo y el riesgo será de que empiecen a cerrar porque aparte de bajar el ritmo del poco flujo económico que hoy se presenta, harán más crítica esta situación de por sí, de emergencia porque aunado a los cierres, habrá despidos de personal y el desempleo irá haciéndose todavía más difícil.

Ayer, el líder del Consejo Coordinador Empresarial, Jesús Herrera Franco, advertía que las oportunidades de empleo van en picada porque muchas empresas han tenido que cerrar  ante terrible situación que se coloca todavía más grave de acuerdo con  los precios alcanzados por los combustibles y los aumentos que se avizoran ya en unos días más.

Y hacía saber que la crisis se tornaba más cruda y difícil ante la indiferencia del gobierno federal a los reclamos de apoyos que los empresarios han insistido en que ya alcanza niveles angustiantes, pero que ni así detiene al presidente Enrique Peña Nieto, en su afán de seguir lacerando la economía ya agonizante de las familias pozarricenses y de la región.

Chucho Herrera, dijo que es tan angustiante esta situación que las empresas ya están al borde de salir de la ciudad y región para buscar mejores resultados antes de que se sigan presentando más cierres y generándose una mayor tasa de desempleo que ya de por sí, es alarmante, de acuerdo con los parámetros que manejan dependencias oficiales como la subdelegación administrativa del Instituto Mexicano del Seguro Social, lo que no parece preocuparle en lo más mínimo al gobierno federal, y sus necesidades son cada vez mayores y de urgente, súper urgente solución. Es más ni siquiera paliativos que sean aplicados para mantener un flujo mínimo aunque sea, de la economía. Como que el norte de Veracruz apesta, principalmente Poza Rica y los municipios conurbados pese a toda la riqueza inmensa riqueza que generaron para permitir el progreso de muchas ciudades importantes como la capital azteca y Villahermosa, Tabasco, por ejemplo.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com