PAN VS PAN

11 enero 2017 || 22:17 ||
Compartir en redes

Del Cajón del Director

Por Julio Fentanes 

Donde se calientan las cosas es en el Congreso veracruzano entre los mismos panistas.

Hay quienes acusan inexperiencia y juventud, pero otros se preguntan si Pepe Mancha inicia la guerra civil a través de su enviado, Sergio Hernández, impuesto para dirigir el destino de los diputados panistas y como Presidente de la Junta de Coordinación Política, máximo órgano legislativo.

Y es que resulta que el novel diputado, coordinador de la bancada albiazul, Sergio Hernández, está enfrentando a los diferentes grupos azules, dentro y fuera del Congreso, sobretodo, el que trae el titular de Sedarpa, Joaquín Guzmán y el de SIOP, Julen Rementería, así como otros exdiputados que estuvieron en la legislatura LXIII, y son quienes les abrieron el camino a los actuales panistas, aunque bien dicen en política no hay memoria.

El famoso tema de la auditoría al Congreso y que no cuadran 75 millones de pesos, no es más que el pretexto para exhibir a los antiguos diputados, y no exactamente los priistas, esos ya les vale, actualmente son los retadores de oposición y todo para ellos es cuesta arriba.

A los que les pega, es a los panistas.

Porque si no se ha dado cuenta Sergio y si no sabe, que le expliquen como funciona, es la Junta de Coordinación Política de la legislatura la que autoriza todo, sobretodo dinero.

Nada se mueve sin el acuerdo de los líderes de las fracciones, supongo que debería saberlo, porque es el Presidente de la actual Junta, aunque la oposición ya lo ha exhibido más de una vez por no saber llevar el máximo órgano legislativo y dejar ver su juventud, aunque sea el favorito de Pepe Mancha. ¿O quizá por eso es su favorito?

Y es que fueron Joaquín Guzmán y Julen Rementería, los líderes panistas del año pasado, que integraron la junta de Coordinación y que autorizaron con sus homólogos de los otros partidos, los recursos que se gastaron en el Congreso.

Y hoy acusan que las cuentas no cuadran.

Joaquín Guzmán, tiene por cierto a su hermana como diputada actual y a quien no ven con buenos ojos algunos copartidistas.

Bingen, es el otro novel panista jarocho, desde luego que tiene que respaldar a su papá, Julen frente a los nuevos grillos a quienes tampoco les hace gracia que sea legislador.

Y hay un desgarriate entre los panistas, sólo como un botón de la falta de liderazgo, vale decir que la diputada Cinthya  Lobato ya tiene algunas diferencias con las también diputadas Dunyaska y MariJosé. A la de Medellín por cierto, que ya fue diputada federal y consiguió recursos federales, ya le empezaron a dar lata si en su momento también pidió “moches por bajar recursos”, que es una práctica normal por cierto, nada de que asustarse aunque sea un acto de corrupción, pero ya la quieren exhibir.

En la otra esquina, Marieli Manterola, que es Presidenta del Congreso por propuesta del gobernador Miguel Yunes Linares, tampoco encaja entre las nuevas y nuevos protagonistas azules y sus grillas.

Tan es así, que hace unos días, hizo un llamado a trabajar y dejar de lado esas grillas y los discursos incendiarios, recordando que ya se acabó la campaña y tienen que entregar cuentas a quienes votaron por ellos.

Chico Fuentes, otro exdiputado anterior, parece que ya se arrepintió de haberse quedado, porque administrativamente, los enviados de Mancha, la riegan una y otra, y otra y otra vez, exhibiendo solo pobrezas.

Criticaban a los que llamaban aviadores en la legislatura pasada, y resulta que en apenas dos meses, los que ahora mandan, ya están rebasando el número de ayudantes que había antes, solicitando día a día contratar más gente, pero además, se les hace poco lo que ganan y quieren aumentos.

Están viendo la tormenta y no se hincan¡¡¡¡¡

Uffffff

Los diputados de la oposición, como morenos y priistas, además de los que se dicen independientes, ni las manos meten en este desorden, al final, ellos ganan con la falta de liderazgo y conducción, sino pregúntenle a los diputados delincuentes, que se pasean tranquilos sin que nadie se acuerde que existen.

Los panistas criticaron duramente que los diputados del PRI de la LXIII estaban al servicio de Javier Duarte, y en apenas dos meses, los panistas no sólo están al servicio de Yunes Linares, sino que perdieron la autonomía y la toma de decisiones al interior del recinto. ¿O me equivoco? sino, hay que recordar la reciente asunción de Jorge Winckler, como Fiscal sin cumplir la ley, y antes, la toma de protesta del propio gobernador, en donde literalmente la oficina de Yunes Jr. que organizó el evento, les quitó cualquier capacidad de toma de decisiones a los legisladores, sólo fueron testigos literalmente, y cuidadito del que opinara o se le ocurriera tener voz propia.

No se si ya los conocía bien Miguel Yunes, o pensó que la iban a regar en el día más esperado de su vida y no darían el ancho y mejor no se arriesgó.

La misma MariJose tuvo la valentía de levantar la voz, y decir que lo mismo que criticaron, en unos días lo estaban superando sus colegas panistas.  ¿Si se acuerdan?

No se si estos panistas les tengan resentimiento o envidia a sus antecesores, Joaquín, Julen, Ana Cristina ó Zairick, por citar algunos, que fueron invitados por el gobernador para apoyarlo en cargos importantes y ahora los quieren exhibir. ¿Serán de los que hasta lo que no comen les hace daño?

¿O acaso Pepe Mancha también quiere abarcar el Congreso a través de Sergio y sus cuates? aunque debería entender, que tiene suficiente trabajo con la elección de alcaldes, el que mucho abarca, dicen en mi pueblo…

Ya se parecen los panistas a los perredistas, pelean por un mendrugo, ¿Será que por eso se aliaron?.

Pepe Mancha tiene suficiente trabajo con la subasta de candidaturas a alcaldes y regidores, muchos creen que pueden ganar y desde luego, la ley de la oferta y la demanda impera, no debe descuidar el negocito, ya no habrá otra temporada igual.

Por el bien de los veracruzanos, los diputados deberían ponerse a legislar y dejar de grillar, ya sabemos que así es como llegaron, pero Veracruz merece altura de miras y representantes que efectivamente den la cara por los veracruzanos, después del saqueo brutal de Duarte y sus secuaces.

No queremos una segunda parte.