Pemex subastará ductos para transporte y almacenamiento de combustible en 2017

La petrolera nacional tiene permisionados en total seis sistemas de transporte por ducto y más de 78 terminales de almacenamiento

Foto: Web.
29 noviembre 2016 || 12:03 || Reforma
Compartir en redes

En 2017, Pemex Logística tiene planeado arrancar su temporada abierta de ductos para el transporte y almacenamiento de combustibles, según lo aprobado por la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

La petrolera nacional tiene permisionados en total seis sistemas de transporte por ducto y más de 78 terminales de almacenamiento, los cuales se irán subastando gradualmente a lo largo del próximo año.

A través de este proceso, la iniciativa privada podrá competir para reservar un volumen determinado de la capacidad disponible que tiene Pemex en sus ductos para transportar gasolinas y diésel.

María del Pilar Palacio, coordinadora general de Actividades Permisionadas en Materia de Petrolíferos de la CRE, detalló que la recepción de ofertas en la plataforma de la petrolera arrancará el 1 de febrero en la zona norte del País, específicamente en los sistemas de transporte por ducto en Rosarito y Guaymas, además de los almacenamiento ubicados cerca de éstos.

“Lo que se busca es generar condiciones de competencia en la industria de petrolíferos, dar la señal adecuada a los inversionistas potenciales sobre la tarifa y asegurar el suministro de combustibles”, resaltó.

El 15 de abril se abrirá el de transporte por ducto Norte, además de almacenamientos asociados a éste.

En la zona norte del País se estima que estará disponibles 267 mil barriles al día de capacidad en los sistemas de transporte por ductos, y 959 mil barriles de capacidad en los sistemas de almacenamiento.

Después de septiembre iniciará la apertura de los tres sistemas restantes y sus terminales de almacenamiento: Topolobampo, Centro-Golfo-Occidente y Progreso.

En el caso de la ordeña de combustibles, aclaró que Pemex Logística deberá negociar con el cliente el porcentaje del costo de la molécula robada que cada uno pagará.