Periodistas en Veracruz viven en un jodido dilema entre libertad y subsistencia: Álvarez Icaza

Recalcó que en Veracruz la situación de los periodistas es que muchos, “viven un dilema muy jodido, porque es libertad a cambio de subsistencia”

Foto: Fotojarocha
13 febrero 2017 || 12:50 || Valeria Marcial
Compartir en redes

Xalapa, Ver.- Emilio Álvarez Icaza, ex secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en el marco del foro “Medios de comunicación y comunicadores, libertad de expresión y derecho a la información en Veracruz”, recalcó que la situación actual del estado en materia de libertad, corrupción, finanzas y seguridad es el perfecto ejemplo de laboratorio de transformación de transición democrática, donde el resto del país tiene puestos los ojos, y de no lograrse sólo nos quedaríamos –dijo- con una pequeña transición.

Al inicio de su conferencia que arrancó en punto de las 1:00 de la mañana en el auditorio Sebastián Lerdo de Tejada, Álvarez Icaza habló de los principales temas que están en la vida pública de Veracruz, la situación de los periodistas como lo es los ataques a la libertad de expresión y la autocensura; los bajos salarios y explotación laboral que generan condiciones precarias del periodismo; el tema de la corrupción en los pasados gobiernos estatales.

Así como el actuar de la Comisión Estatal de Atención y Protección de Periodistas, cuyo mayor gasto se destina a burocracia y no en atención a las problemáticas de los comunicadores.

Consideró que para darse en Veracruz la verdadera transición política, se deben respetar los medios de comunicación “pues muchos de los gobernantes sólo quieren aplausos, es decir, sólo quieren aplaudidores profesionales” tomando en cuenta que algunos entes gubernamentales realizan condicionamientos a base de los convenios de comunicación.

Recalcó que en Veracruz la situación de los periodistas es que muchos, “viven un dilema muy jodido, porque es libertad a cambio de subsistencia”, y consideró si este gobierno está comprometido con la libertad de expresión debe acabar con esas prácticas.