Población pide que Reveriano dé la cara y no se esconda en redes sociales

Hasta el momento las actividades laborales se han suspendido hasta nuevo aviso

Reveriano Pérez, actual presidente municipal de Coxquihui
20 marzo 2017
21:13 hrs
Redaccion Noreste 

Coxquihui, Ver.- Los pobladores de este municipio tratan de recuperar la tranquilidad y dejar que pasen los días para superar la desgracia que se vivió el sábado por la noche, en donde cinco policías fueron acribillados y tres civiles, aunque siguen lamentando los hechos violentos que vivieron ya que no se sienten seguros ante el clima de inseguridad que impera en esta región del Totonacapan.

Sobre  estos hechos lamentables que se vivieron la noche del sábado, el alcalde Reveriano Pérez Vega expresó a través de las redes sociales  sus condolencias a los familiares de los policías municipales caídos con honor en el cumplimiento de su deber, “soy consciente que en momentos como este que ninguna palabra es suficiente para dar consuelo”.

Resguardan el Ayuntamiento, Policía Estatal y Fuerza Civil. Foto: Noreste
Resguardan el Ayuntamiento, Policía Estatal y Fuerza Civil. Foto: Noreste

Así mismo condenó los hechos y dijo que trabajará conjuntamente con las autoridades  policiales para dar con los responsables de este sangriento atentado, sembrando la zozobra entre la población.

Es de señalar que tanto el Ayuntamiento, como la Comandancia de la Policía Municipal, se encuentran resguardados día y noche  por elementos de la Secretaria de Seguridad Pública y Fuerza Civil.

Foto: Noreste
Foto: Noreste

Hasta el momento  las actividades laborales se han suspendido hasta nuevo aviso, mientras tanto la población trata de sobreponerse a este triste episodio que se vivió en este municipio que causo alarma y pánico.

La población de este municipio exige que el alcalde  Pérez Vega dé la cara ante  estos hechos violentos, no solo a través de las redes sociales o por teléfono,  expresando que apoye  verdaderamente a las autoridades correspondiente para que vuelva la tranquilidad a Coxquihui, ya que no se puede vivir en la zozobra y la angustia.