Políticos con capacidades indiferentes

Foto: Ilustrativa
3 Enero 2017
21:05 hrs

La insoslayable brevedad

Por Javier Roldán Dávila

Por lo que se ve, ‘El Borras’ era tecnócrata

Una de las situaciones más trágicas aparejadas al alza en el costo de los combustibles, al margen de los perniciosos efectos en la economía familiar, es la sarta de sandeces que salen a declarar los funcionarios.

Para nuestros flamantes tecnócratas, educados (o ¿adoctrinados?), en las más elitistas universidades de los Estados Unidos, todo se reduce a un periodo de ajuste, ya que en su particular forma de ver el mundo, después vendrán los beneficios del grosero gasolinazo.

Justifican el golpe a los bolsillos, diciendo que la volatilidad de los mercados tiene el precio del petróleo muy elevado, que las declaraciones de Trump deprecian el peso pero que Videgaray lo va a alivianar, sin embargo, lo que ellos no entienden, es que millones de mexicanos no gozan de sus canonjías, empezando porque sus gastos los cargan al erario.

Los desfasados servidores públicos no saben lo que es atemperar la tristeza del niño que no recibirá su regalo de Reyes por la falta de dinero, no tienen la menor idea de lo que implica ‘rascarle’ para juntar el dinero del gas, nunca han sufrido la necesidad de hacer una coperacha para sepultar a un pariente. En término concretos, no son de este mundo, su visión es abyecta, todo lo miden con su poder de compra.

Total, parten del precepto que todo se reduce a una gritería en las redes sociales y manifestaciones aisladas, consideran que todavía podemos ‘aguantar vara’ con tal de ser integrantes del club de los ricos: la OCDE.

Porque no debemos olvidar que éramos el único miembro de la OCDE sin haber liberado el precio de los combustibles.

¡Qué vergüenza!, lo bueno es que contamos con los Chicago boys para que nos ‘hagan gente’.