Por fin aparece Fidel Herrera Beltrán

22 enero 2017
20:56 hrs

La insoslayable brevedad

Por Javier Roldán Dávila

Ojo, la defensa es en tres pistas: ante los jueces, la ciudadanía y la historia

Cincuenta y un días sostuvo la Cancillería a Fidel Herrera Beltrán como cónsul en Barcelona después del arribo de Miguel Ángel Yunes Linares a la gubernatura de Veracruz, la denuncia interpuesta por Yunes ante la Fiscalía General del Estado por el tema de las medicinas clonadas, hizo insostenible a Fidel en el cargo diplomático.

Así pues, al arreciar los señalamientos mediáticos y formalizarse las acusaciones en su contra, a Herrera no le quedó otra opción que asumir su defensa, ya las instancias correspondientes se encargarán de emitir el veredicto sobre el caso.

En este sentido, el ex gobernador tiene razón a medias, cuando afirma que él no es responsable de los actos de Duarte y la razón le asiste a medias porque en efecto, ante la ley podría no existir ningún involucramiento, pero ante la ciudadanía y la historia, Fidel es el gran impulsor de Duarte, es su invento, es su creación.

Lo mismo ocurre con buena parte de la clase política que pululó durante los dos sexenios, sin el apoyo de Herrera Beltrán, nunca hubieran tenido una oportunidad, el cuenqueño se encargó de desplazar a los servidores públicos con muchos años de experiencia, para encumbrar a este grupúsculo de rapacillos.

Al ser hombre inteligente y habilidoso, es muy probable que el multi citado salga bien librado de la persecución legal, pero también cierto, que frente al juicio de la sociedad y de la historia, no habrá abogado, por caro que cobre, que lo pueda ayudar.

Lo mejor estrategia comenzaría por hacer un acto de contrición.