Preocupa a productores alza de combustibles

El problema surge porque, a diferencia de la semilla u otros insumos que se compran una vez al año, el diésel se emplea todo el año, pues es necesario para mover la maquinaria

Justino Mercado Hernández
28 diciembre 2016
18:06 hrs
Ana Tavera

Tuxpan, Ver.- Dado al alza en los combustibles que se prevén a parir del primero de enero del 2017, los pequeños productores del campo son los que se verán afectados, no sólo por el hecho que dificultará el trabajar y producir las tierras sino también por el incremento que se podría dar en los productos de la canasta básica, a los cuales para ellos ya será complicado acceder por los costosos y pocas ganancias que tienen.

A decir de Justino Mercado Hernández, presidente de la Asociación Ganadera Local, el aumento que se espera en el combustible caerá “como un baldazo de agua fría a los productores” por el efecto que tendrá en los costos de producción de los diferentes cultivos y los costos que se volverán otros insumos, incluso los necesarios para alimentarse.

El problema surge porque, a diferencia de la semilla u otros insumos que se compran una vez al año, el diésel se emplea todo el año, pues es necesario para mover la maquinaria que prepara la tierra y permite realizar los diferentes trabajos que se ejecutan en las diferentes fases de desarrollo del cultivo y hasta la cosecha y, por tanto, cualquier incremento que se le aplique impacta notablemente en la rentabilidad del campo.

Ante esta situación, se pronunció por que la Federación detenga de una vez por todas el alza a este combustible, ya que le pega directamente a los bolsillos de todos los productores.

Consideró como inconcebible que sea el propio gobierno quien esté elevando el costo de este elemental insumo para la agricultura, a pesar que sabe el momento complicado por el que atraviesa la actividad agrícola en el país, al mismo tiempo que está afectando la economía de las familias mexicanas, sobre todo de aquellas que viven en el campo y que sus ganancias son inferiores de manera semanal a comparación de otros trabajadores.

Expuso la necesidad de que las diferentes organizaciones de productores se sienten a platicar y analicen de fondo el tema, ya que es necesario crear un frente común que permita que este combustible se esté disparando constantemente porque de lo contrario terminarán por perder los escasos niveles de rentabilidad que se ofrecen para los diferentes cultivos.

Al mismo tiempo, señaló que ante la baja productividad que actualmente tiene el campo veracruzano y lo costoso que ahora será todo, los pequeños productores se verán obligados a abandonar la actividad, tal y como ya ha comenzado a ocurrir en otros sectores.