Presentan resultados de laboratorio de teatro franco-mexicano

Esto fue posible por la invitación que la Alianza Francesa de Xalapa le extendió a Maryne Lanaro, actriz que ha trabajado en diferentes compañías de Francia y Portugal

Foto: Noreste
20 enero 2017
15:43 hrs
Ana Martina Ortiz León

Xalapa, Ver. El “choque teatral” entre el francés y el español fue el experimento del laboratorio escénico franco mexicano que realizó del 9 al 18 de enero Maryne Lanaro con cuatro estudiantes de la Facultad de Teatro de la Universidad Veracruzana.

La presentación del esqueleto de este espectáculo se realizó en el Foro Torre Lapham de esta entidad académica, donde la actriz francesa señaló que se trató de un trabajo coreográfico de búsqueda de un lenguaje universal en el que la amistad y la tontería humana fueron muy importantes, además de que demandó mucha energía de los participantes.

Después de un timbrazo, dos mujeres y un hombre aparecen en la escena. Se dirigen al público hablando al mismo tiempo en francés, español y palabras inventadas sin aparente sentido. El único hombre sale y entra otro, mejor parecido y más del agrado de las mujeres. El parloteo continúa.

Foto: Noreste
Foto: Noreste

El hombre que desapareció ahora regresa pero vestido de mujer, que atrapa momentáneamente la atención. El timbrazo interrumpe su actuación. Los tres que se habían quedado salen, dejándolo en un terrible estado de desconsuelo. Una voz que habla en francés y que surge del otro lado del escenario le dice que su situación puede cambiar “porque podrías convertirte en el nuevo rostro de esta emisión”, según la traducción al español.

La noticia desencadena una feroz competencia entre Romina, Vici, Jesui Cruz y Shasshatte, los nombres de los personajes creados ex profeso para este ejercicio. Conseguir el puesto de conductor de la emisión estelar requiere que en dos rondas los aspirantes se presenten en un video personal y superen pruebas de talento.

Romina sólo acierta a cantar el fragmento de una canción y Vici hace unos cuantos malabares. Los dos son interrumpidos bruscamente por la voz misteriosa. Jesui Cruz y Shasshatte corren con mejor suerte: el primero baila danzón en zancos y la segunda –caracterizada de bruja-hechicera– hace conjuros con un limón.

Foto: Noreste
Foto: Noreste

Jesui Cruz y Shasshatte son los elegidos. No están de acuerdo con la decisión y se disfrazan de luchadores para llegar al desempate. La da otra orden porque no está satisfecha con la pelea. Los cuatro se dan cuenta de la manipulación y se rebelan. Al exclamar que ellos son “el rugido de la libertad”, la función finaliza.

Este laboratorio de teatro franco mexicano fue posible por la invitación que la Alianza Francesa de Xalapa le extendió a Maryne Lanaro, actriz que ha trabajado en diferentes compañías de Francia y Portugal. La presentación fue también la oportunidad para invitar a los estudiantes de varias facultades, que abarrotaron el Foro Torre Lapham, a aprender francés en esta institución educativa que incluso les permitiría en un futuro obtener becas para estudiar en Francia.

Foto: Noreste
Foto: Noreste