PRI expulsa a Javier Duarte

Por decisión unánime en la Comisión de Justicia Partidaria

Foto: web
25 octubre 2016 || 20:20 || Reforma
Compartir en redes

Cd. de México.- La Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI decretó esta noche la expulsión de Javier Duarte de Ochoa, Gobernador con licencia de Veracruz, de las filas del tricolor.

Arturo Zamora, integrante de la Comisión, informó la resolución contra el veracruzano.

Duarte, acusado de lavado de dinero y crimen organizado, es prófugo de la justicia, y no acudió hoy a presentar alegatos a su favor en este proceso del partido.

El 26 de septiembre, la misma Comisión había decretado la suspensión de lo derechos políticos del veracruzano, quien pidió licencia el 12 de octubre, menos de dos meses antes de que concluyera su periodo de Gobierno.

Decretada mucho tiempo después de que se hicieran públicas, la expulsión de Duarte es la primera que hace el PRI a un Gobernador.

“Esto no lo ha hecho un solo partido ni el propio partido lo hizo durante toda su vida, es un hecho inédito”, dijo el consejero nacional priista Armando Bermúdez, uno de quienes llevaron la demanda contra Duarte ante las instancias internas del partido.

Foto Comunicado
Foto Comunicado

Comunicado Oficial del PRI

El día de hoy tuvo verificativo la audiencia de pruebas y alegatos que ordena el Código de Justicia Partidaria dentro del Procedimiento Sancionador que se está siguiendo al militante Javier Duarte de Ochoa, quien no compareció a dicha audiencia.

Duarte de Ochoa tampoco presentó escrito de contestación a las imputaciones que se le hacen, cuyo término venció el pasado 21 de octubre del presente año.

En atención al estado que guarda el procedimiento y toda vez que no existen otras diligencias por realizar, la Comisión Nacional de Justicia Partidaria sesionó para resolver con la inmediatez requerida el presente asunto y tomó las siguientes determinaciones:

Se resolvió decretar la expulsión de Javier Duarte de Ochoa porque se acreditó, con diversos medios de prueba, que violó sistemáticamente los Estatutos del partido y los códigos de Ética y de Justicia Partidaria, al cometer actos de falta de probidad durante su gestión como gobernador del estado de Veracruz.

El efecto de la resolución tomada consiste en la pérdida de todos sus derechos como militante, así como en su retiro del Padrón de Militantes del PRI y la imposibilidad de reafiliarse a este instituto político.

Con esta determinación, la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI envía un mensaje claro en favor de la transparencia y la rendición de cuentas, tal como lo ha señalado el presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional, Enrique Ochoa Reza.

Asimismo, reitera su decidido combate a la corrupción e impunidad y a todas las conductas que afecten el desempeño de los funcionarios públicos emanados de sus filas y que terminan por provocar desprestigio a nuestro instituto político.