PRI no tomará al vapor la reestructuración de la deuda pública en el estado

Callejas Roldán insistió en la necesidad que se haga transparente el destino que tendrían los recursos liberados

Juan Nicolás Callejas Roldán. Foto: FotoJarocha.
7 febrero 2017
23:06 hrs
Valeria Marcial

Xalapa, Ver.- El Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la LXIV Legislatura, fijó postura sobre la reestructuración de los 42 mil millones de pesos de deuda pública del gobierno de Veracruz que, solicitó el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares al Poder Legislativo le autorizaran re financiar, por lo que advierten no cederán a presiones y mucho menos al aún no existir un dictamen apoyarán al vapor el tema.

En conferencia de prensa la tarde de este martes, el coordinador de los legisladores priistas Juan Nicolás Callejas Roldán señaló, la propuesta del Gobernador resulta indeterminada y amplia por cuanto hace a la autorización solicitada, por lo que -dijo- es necesario revisar si se encuentra ajustada a las disposiciones especiales que señala la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios.

Respaldado por el resto de sus compañeros advirtió “por tanto, sería una irresponsabilidad aprobarla sin analizarla, discutirla y consensuarla, a fin de que lo que se llegue a autorizar no genere un mayor quebranto a la hacienda pública estatal”.

Aunado a lo anterior, el diputado priista afirmó no se especifica el destino de los recursos que se obtendrían al liberar fondos federales que sirven como fuente de pago o garantía de diversos créditos contraídos, lo cual resulta incomprensible cuando existe una deuda considerable con los 212 Ayuntamientos de la entidad.
Señaló Callejas Roldán, los municipios han visto rezagadas sus inversiones en obras públicas, ya sea por realizar o incluso ya terminadas, y no han sido tomados en consideración dentro del esquema de saneamiento financiero propuesto.

En ese mismo tenor, el líder priista advirtió “hemos transitado, en el curso de esta LXIV Legislatura, con mucho diálogo y lo seguiremos haciendo, ya que creemos que es el único camino que favorece y fortalece a la democracia. Pero lo que nunca aceptaremos serán presiones de ningún tipo, ni estaremos de acuerdo con procedimientos al vapor en temas de gran calado y que impactan las finanzas estatales”.

Sostuvo hace falta revisar lo propuesto y plantear las modificaciones pertinentes, antes de proponer su aprobación fast track como se pretendía, pues evitar el procedimiento legislativo es atentar contra la autonomía del Poder Legislativo y ante ello mostrarán su total rechazo.

Insistió en la necesidad que se haga transparente el destino que tendrían los recursos liberados con el esquema de refinanciamiento y reestructuración que se haga de la deuda pública estatal, y la prioridad en el pago a los Ayuntamientos de la entidad, a los proveedores que legítimamente demuestren los adeudos respectivos y a los trabajadores al servicio del estado por cuanto hace a salarios y prestaciones.