Priistas se afrentan del PRI

14 febrero 2017
23:11 hrs
Carlos Jesús Rodríguez

FALTA POCO menos de cuatro meses para la elección municipal que habrá de renovar autoridades municipales en 212 ayuntamientos del Estado, y a decir verdad, al PRI no se le ve por ninguna parte. Hay como temor entre los priistas de levantar la mano y decir: “aquí estoy para lo que se ofrezca”, acaso sintiéndose culpables por los ilícitos cometidos en el gobierno del, ahora, prófugo, Javier Duarte de Ochoa. En suma: como que les da vergüenza ser integrantes del “tricolor”, y algunos soterradamente buscan contactos con el Movimiento de Regeneración Nacional como una esperanza, no de cambio, sino de seguir vigentes en la nómina, por lo que las filas son largas en las instalaciones donde MoReNa registra a los aspirantes, y en muchos casos las llamadas a los hombres fuertes del instituto de Andrés Manuel López Obrador están a la orden del día pero, también en la alianza PAN-PRD se ha incrementado la “clientela” de suspirantes.

LO CURIOSO es que el par de Senadores del ex partidazo andan como extraviados, sin brújula, desacostumbrados a ser oposición, y en ese sentido, MoReNa y la coalición PAN-PRD les comen el mandado, pues al menos en Xalapa este último instituto ha registrado para la alcaldía a un notable empresario, propietario de importante cadena mueblera a la que Javier Duarte quedó a deber entre 130 y 150 millones de pesos, adeudo que la Secretaría de Finanzas se ha negado a reconocerle, no obstante que se trata de mobiliario facturado y etiquetado como parte de los inventarios de oficinas públicas, por lo que el agraviado, al igual que otros hombres de negocios han decidido emigrar del “tricolor”.

SE TRATA de Nicanor Moreira, propietario de las Mueblerías Crediland, y durante muchos años mecenas del priismo hasta que el nefasto ex gobernante por poco lo lleva a la quiebra. Él y sus hermanos son hijos de don Venancio Moreira Barreiro, un inmigrante español que junto con ellos recorría hace muchos años las colonias de Xalapa para ofertar sus productos, hasta que finalmente se instaló y abrió sucursales que ofrecen facilidades de compra a una sociedad empobrecida por los saqueos gubernamentales.

Y SI bien el enemigo a vencer en Xalapa es MoReNa –que aún no define a su candidato-, PAN-PRD podrían tener una ventaja en la postulación de Nicanor, sobre todo porque es un emprendedor ligado a las clases populares y, para variar, cercano a otros empresarios de enorme presencia en Xalapa como el ex alcalde y ex diputado local y Federal, Ricardo Ahued, quien sería el único que daría la batalla a quien le pusieran enfrente en la capital del Estado aunque, al parecer, sería reservado para otra contienda en el 2018.

PARA VARIAR, como si el horno estuviera para bollos, el Comité Ejecutivo Nacional del PRI envía como delegada, en el peor momento de ese instituto, a una perdedora, en este caso, la ex candidata a la gubernatura de Aguascalientes, Lorena Martínez Rodríguez, sin mayor contacto con el priismo veracruzano, a tal grado que ni siquiera se ha tomado la molestia de convocar a quienes manejan o dirigen a los distintos grupos en la geografía Estatal. A la gentil dama, simple y llanamente, no le tienen el menor respeto las “vacas sagradas” del “tricolor” y, de hecho, han desdeñado invitaciones a participar conscientes de que poco o nada podrán hacer en esta elección, salvo que Miguel Ángel Yunes Linares incurriera en más errores garrafales que le demeriten la confianza ganada al interior de un electorado que comienza a alejarse al no haberles cumplido la promesa que lo trepó a la gubernatura: llevar a prisión a Javier Duarte de Ochoa y sus principales secuaces, aun cuando mantiene en el reclusorio de Pacho Viejo al ex Secretario de Seguridad, Arturo Bermúdez Zurita, en tanto el ex director del Seguro Popular, Leonel Bustos salió de esa cárcel tras ganar un amparo.

ES INDISCUTIBLE que el PRI Estatal está estrenando dirigente, pero Renato Alarcón, muy a pesar de ser un buen muchacho aun no le encuentra la cuadratura al círculo, y en ese sentido muchos priistas no han querido acudir a sus llamados. Y no es que tengan nada en contra de su persona, pero como que algo le falta; tal vez una Secretaria General que fortalezca a la dirigencia, pues Regina Vázquez Saut, la hija del bien recordado ganadero Cirilo Vázquez Lagunes ya vio pasar sus mejores tiempos.

PARA XALAPA, por lo pronto, al interior del PRI ya levantó la mano José Luis Santiago López, un empresario en el ramo del arrendamiento que reclama a la dirigencia Estatal: “yo he luchado más de 20 años sirviendo a Xalapa, y he emprendido luchas sociales contra Teléfonos de México por cobros arbitrarios e ilegales en sus tarifas. Creamos el “pollotón” y hemos repartido más de 300 mil pollos a personas de escasos recursos, y es la hora de que mi partido me dé la oportunidad. Estamos en la lucha por la unidad (¿?), tenemos que salir en una planilla, pues no hay tiempo para el desgaste y la división” y agrega: “en el PRI los que ya bailaron que se sienten y los que van llegando que se formen”, y aunque reconoce que hay un hartazgo social, político y económico, en los partidos como en las familias, dice, hay gente buena y gente mala”. ¿Será que sea suficiente para treparse a la candidatura y ganar?. Bueno, al menos no se avergüenza del PRI –aunque alguna vez renunció y formó parte del PAN–. A ver que pasa. OPINA carjesus30@hotmail.com

*Esta es opinión personal del columnista