Qué chula es Puebla

6 febrero 2017
18:44 hrs
Gustavo CADENA MATHEY

Buen día apreciado lector:

La verdad la ciudad de Puebla, es muy bonita, “¡qué chula es Puebla!, ¡qué linda!”, dice la canción.

Aunque según la leyenda entre veracruzanos y poblanos hay un “odio jarocho”, aparte de los pleitos por quién es mejor entre Tiburones y Camoteros del futbol, lo cierto es que muchos veracruzanos trabajan o estudian y hacen carrera profesional en Puebla.

Incluso allá se han topado miradas, se han ilusionado corazones y engendrado muchos hogares.

Para botón les puedo presumir a mi amigo el famosísimo artista del vitral Héctor Aguilar García, quien mucho antes de inundar Xalapa y las más importantes ciudades de la entidad con su valioso arte del vidrio de colores, para armar su futuro tuvo que irse a chambear a la planta de vochos, esa que antes se decía el gobernador López Arias no le dio facilidades para instalarse en Perote y mejor se fueron a la Angelópolis.

Y tuvo que ir a rentar vivienda bajo las enaguas de “La China Poblana”, hacer amigos y concebir con Isabel su esposa, también de grandes dotes artísticas para el lápiz y el pincel, a uno de sus queridos hijos como lo es el hoy inteligente y destacado profesor del Telebachillerato de Jilotepec Héctor Aguilar Hernández, que junto con la doctora Roxana son sus máximos tesoros.

Pues en los últimos meses deveras que da envidia de la buena ir a pasear a aquella impresionante ciudad y encontrar obra pública material por todas partes, hasta por debajo de los magueyes y arriba de los eucaliptos y cuatecomates.

Calles amplias, muchos hoteles, de los que tienen cien estrellas con todo y su campo de golf propio, hasta los que parecen catacumbas y ni farol que los alumbre; restaurantes desde el que ofrece el rico y humilde mole poblano y el rompope de las monjas hasta los exclusivos de carnes y vinos de todo el mundo.

Y en medio de todo eso abordar el taxi y escuchar de los taxistas palabras de evidente adoración a su gobernador en turno y a su ambiente de seguridad urbana.

Por eso y luego de lo triste que se ven varias de nuestras ciudades veracruzanas paralizadas por la inacción, el miedo y el desempleo, causa extrañeza que a la salida del poder del mandatario poblano, uno no se explica por qué un periodista combativo pero serio como Ricardo Alemán le publica cosas que parecen verdades.
En una columna reciente del Diario Milenio Ricardo escribe:
”…Y vale el ejercicio memorioso, porque hoy termina el gobierno de Rafael Moreno Valle, y el ex priista y aspirante presidencial del PAN deja el estado de Puebla con una deuda de 76 mil millones de pesos; poco más del doble de la megadeuda de Moreira. ¿Y qué creen?
¡Insólito! Que nadie dice nada. El PAN, su dirigencia y sus candidatos presidenciales prefieren guardar silencio, a pesar de que el endeudamiento en su momento de Humberto Moreira es un juego de niños frente al de Moreno Valle. O si se quiere, Moreira es un santo, frente al despilfarrador Moreno Valle.

¿Dónde están todos los panistas que de agosto a septiembre de 2011 crucificaron al pillo Moreira —gobernador de Coahuila— y que hoy guardan silencio? ¿Dónde está Ricardo Anaya y su discurso de honestidad; dónde está su escudero Santiago Creel, por qué el silencio de Margarita Zavala, del propio Felipe Calderón. Dónde están los integrantes de la Comisión Anticorrupción del PAN? ¿Y dónde está la Secretaría de Hacienda, para denunciar el escandaloso endeudamiento que llevó a cabo Moreno Valle? Y claro, ¿dónde están el Congreso de Puebla y el Congreso de la Unión?

¿A poco veremos un endeudamiento y un linchamiento selectivos; a unos se les manda al infierno y a otros se les perdona? ¿Dónde están los medios, a poco el derroche en Puebla alcanzó para callar las críticas a Moreno Valle?

Hoy, de manera oficial termina el gobierno de Rafael Moreno Valle y tomará posesión del cargo el panista Antonio Gali; sin embargo, Moreno Valle se va cubierto por un velo del engaño a los poblanos y de complicidad del CEN del PAN, que solapa raterías peores que las de Moreira.

Y es que el ambicioso precandidato presidencial deja el gobierno de Puebla con una deuda estatal de 76 mil millones de pesos; ocho veces más alta que en 2011, cuando Moreno Valle asumió el cargo; deuda que duplica los 34 mil millones de pesos que en su momento dejó Humberto Moreira en Coahuila.

¿Cómo fue posible ese colosal endeudamiento?

La respuesta es elemental. Las ambiciones sin límite de Moreno Valle —que quiere ser presidente de México— lo llevaron a endeudar el estado por los próximos 50 años.

Y, para ello, Moreno Valle modificó la Ley de Deuda Pública en 2012 de tal manera que los proyectos de inversión para la prestación de servicios de largo plazo, o los proyectos relacionados con obra pública no se incluyeran en la categoría de deuda pública.

Además, ese mismo año, la Secretaría de Finanzas de Puebla suscribió el Fideicomiso 144, con el cual se pagaron las obligaciones fiscales que contrajo el estado y se creó la empresa Evercore. Dicha compañía permitió al gobernador construir obras y comprometer los ingresos de la entidad sin que las erogaciones se reflejaran en el monto final de la deuda pública.

Según información del Senado, Puebla tiene una deuda que se pagará en más de 25 años, pues muchas obras se construyeron bajo el esquema PPS, con el cual se incrementa el costo de los proyectos hasta en un 50 por ciento.

Por ejemplo, el Museo Barroco fue valuado en 7 mil 280 millones de pesos en diciembre de 2015, pero como fue construido bajo dicho esquema, se pagará en 23 años y con una tasa anual de 9.63 por ciento, es decir, el costo total asciende a 18 mil 337 millones de pesos.

De esa manera, el estado de Puebla se queda más endeudado que nunca y en manos de otro panista, Antonio Gali —tapadera y alcahuete—, que solapará las pillerías del ahora ex gobernador.

¡El engaño y el endeudamiento de todos los poblanos, es la honestidad que pregona Ricardo Anaya! ¿Dejarán impune al pillo de Moreno Valle?”, Hasta aquí lo señalado y uno se pregunta caray, ¿será que si es cierto que en todas partes se cuecen habas?

Feliz fin de semana lectores, Que tengan paz y armonía.

guistavocadenamathey@hotmail.com

*Esta es opinión personal del columnista