Rocía gasolina a su novia y le prende fuego

17 diciembre 2016
12:27 hrs
Soy Carmín

Judy Manilosky, de 33 años, se le a negado la oportunidad de testificar en el juicio de su ex-novio, acusado de haberla rociado con gasolina y prenderle fuego, por la que la mujer de Ohio convocó a los medios de comunicación en su habitación del hospital para hablar de la pesadilla que ha vivido.

quemada

Michael Slager, de 41 años, no refutó cargos de incendio agravado, asalto criminal y posesión de herramientas delictivas en el ataque a su ex-novia Judy Malinowski. Por lo que el juez lo encontró culpable y le dio 11 años de cárcel.

Mientras la joven mujer de 33 años ha pasado los últimos 16 meses en el hospital recuperándose de sus lesiones que amenazan su vida. Ella había determinado declarar contra Slager, pero el acuerdo con la fiscalía frustró su plan.

quemada-2

Esto hizo que se dirigiera a la estación WSYX para contar su historia desde la cama del hospital. Hizo un recuento desde el momento en el que Slager vertió gasolina sobre ella durante una discusión en una gasolinera, la tarde del 2 de agosto del 2015. Malinowski comentó que la expresión de los ojos de su ex eran de “pura maldad”.

“No sabía que un ser humano puede ser tan malo. Él se quedó allí y no hizo nada”, dijo Malinowski a NBC4i.

Slager ha mantenido que el fuego con el que se prendió Malinowki fue debido a un accidente al encender un cigarrillo. Su abogado argumentó que él también sufrió graves quemaduras al tratar de extinguir las llamas.

Pero el juez Judy Lynch rechazó la versión del acusado de los hechos, diciéndole durante su sentencia: “No hay nada que decir a una persona como usted, Sr. Slager. Realmente te pareces una de esas personas que no tienen alma”.

quemada-3

La joven madre en el ataque incendiario salió con quemaduras de cuarto y quinto grado en más del 80 por ciento de su cuerpo, y le costó dos dedos y sus dos orejas al derretirse en el fuego.

Después de año y medio de ocurrido el accidente, Malinowski permanece en la UCI, donde respira con ayuda de una máquina, no puede caminar y habla en voz baja, debido a los graves daños que sufrió en la tráquea.

quemada-4

Malinowski, que es la madre de dos niñas, de edades entre nueve y 12, y Bowes están luchando por la aprobación de una legislación denominada “Ley de Judy”, para aumentar la pena máxima en este tipo de casos.

Nota completa en:

http://www.soycarmin.com/trendy/Su-novio-le-rocio-gasolina-y-le-prendio-fuego-20161216-0012.html