¿Se burla de los veracruzanos o de su jefe el gobernador? ¿Trabaja de palero con Duarte o es su secretario particular?

José Ramón Cárdeno Shaadi. Foto Jarocha
29 septiembre 2016
20:01 hrs
Redacción Noreste

Xalapa, Ver.- Javier Duarte de Ochoa, es un buen hombre, un gobernador que ha hecho bien su trabajo, respondió su secretario particular, José Ramón Cardeno Shaadi, cuando se le señaló el abucheo que generó que emitiera durante un discurso las palabras ¡Viva Javier Duarte!

 

Al asistir a las guardias de honor en el monumento erigido al Padre de la Patria, Don Miguel Hidalgo y Costilla, donde el carga maletas de Javier Duarte vitoreó a su jefe, algunos de los asistentes abuchearon este grito, sin embargo sus más cercanos colaboradores no lo escucharon, pues ellos como “todos los veracruzanos están satisfechos y quieren al gobernador”, su jefe.

 

“Sólo fueron ustedes, quienes escucharon abucheos porque el gobernador lo hizo bien y creo que cuando terminemos lo van a extrañar, porque es un buen hombre y es buen gobernante”.

 

Son las palabras de quien no sabe de muertes por asaltos, ejecuciones de hombres y mujeres por grupos del crimen organizado, que han también acabado con la vida de menores de edad.

 

Cardeno Shaadi, ignora los secuestros que día a día ocurren, seguro tampoco sabe de los dos recientes asesinatos de sacerdotes.

 

“Si ha habido un gobernador que ha sido muy respetuoso es Javier Duarte, pero claro como es el gobernador, ahora le pegan, pero en los próximos meses lo van a extrañar”.

 

Veracruz va a extrañar al mandatario que no ha hecho lo humanamente posible porque los hospitales brinden servicios de calidad y con eficiencia.

 

También los casi 8 mil millones de ciudadanos, extrañaran los asaltos que han incrementado en las vías carreteras, tanto federales como estatales; los bloqueos de caminos por falta de rehabilitación o por carecer de puentes.

 

Asimismo, se requerirá al buen hombre cuya administración ha sido la peor para el ejercicio del periodismo y la libertad de expresión.

 

Así como el gobernador al que los magistrados le tienen que corregir la plana, como en acciones de la reforma al artículo cuarto constitucional, la creación del fideicomiso del 3% a la nómina y la última pifia, la basificación masiva de burócratas.

 

El secretario particular de Javier Duarte, aseguró que la Suprema Corte de Justicia de la Nación no va contra la Ley Antiaborto, la cual refirió no se llama así, sino “Ley Si a la Vida”, pues el aborto es una excepción a la vida, y ese se tiene que regular en una acción secundaria.

 

La acción de inconstitucionalidad está en el listado, en el lugar número 54 toda vía tiene que elaborarse un dictamen y después entrará en votación, dejando entre ver que la resolución será tardada, por estar en la fila de espera.

Sobre el Sistema Anticorrupción, reclamó que la SCJN lo discutió junto con Chihuahua. “Ni siquiera entró a discutirse, sólo la invalidaron por decretarse antes que la Federal. Lo que se hizo fue exactamente una copia de la federal a la estatal”.

 

Con todas estas acciones, aseveró “Veracruz fue el gran perdedor”, al solicitar la oposición que se echara a bajo el Sistema Estatal Anticorrupción, “porque necesitamos una legislación que regula la transparencia, regule los actos de anticorrupción y mejore el derecho a vivir”.

 

Y se atrevió a señalar que los magistrados en la SCJN actúan por tintes políticos y no por acciones jurídicas.

 

Y por si había dudas, sobre su posible salida o huida del estado, aseguró que al ser un hombre de compromisos y siempre apegado al estado de derecho, servirá tal y para como “los veracruzanos lo contrataron por seis años, por supuesto que el gobernador no va a renunciar, ni lo tiene siquiera contemplado, es un gran gobernador”.

 

Hay  que hacer un comparativo del estado que recibió y lo que es hoy en día.

Escucha la entrevista y las respuestas absurdas al secretario del gobernador, José Ramón Cárdeno Shaadi, quien al suplir a Javier Duarte en la guardia de honor por el aniversario de la Independencia, quien no se expuso al escarnio público, mandó a su empleado a que lo vitoreara: ¡Viva Javier Duarte! provocando el abucheo, risas y burlas de quienes estaban presentes.

Audio: