Se despide Obama

“Nuestra democracia no funcionará si todo el mundo no tiene las mismas oportunidades económicas”

Barack Obama
10 enero 2017 || 21:29 || Reforma
Compartir en redes

Cd. de México .- En su último discurso como Presidente de Estados Unidos, Barack Obama destacó que el sistema democrático de su país funcionará en la medida que todos accedan a las mismas oportunidades.

“Nuestra democracia no funcionará si todo el mundo no tiene las mismas oportunidades económicas. Si no creamos oportunidades para todos, la desconexión y la división que han ralentizado nuestro progreso sólo empeorará en los próximos años”.

Agregó que hay un desafío que es tan viejo como el país, haciendo referencia el racismo.

Celebró los avances que ha habido, pero también advirtió que si cada problema económico queda rezagado a una pugna entre trabajadores blancos de clase media y minorías desfavorecidas, entonces los trabajadores de todos los colores pelearán por migajas mientras los más ricos se aislan en sus terrenos privados.

Obama destacó que hay que basar las opiniones en la evidencia, que la política es una batalla de ideas, que así se hizo la democracia, pero que sin una disposición de reconocer que el contendiente puede hacer un buen papel y que la ciencia y la razón importa, entonces será imposible el compromiso y el terreno común.

También habló del desafío del cambio climático, dijo que se han duplicado las energías renovables y que eso ha llevado a crear un acuerdo que tiene la promesa de salvar el planeta.

“Pero si no tomamos más medidas, nuestros hijos no tendrán tiempo de debatir el cambio climático”.

Auguró que eso propiciaría que haya más problemas ambientales y olas de refugiados que serán consecuencia del cambio climático.

“Negar el problema no sólo traiciona generaciones futuras, sino el espíritu de innovación del país”.

Dijo que hay que tener fe en la razón, en tener un orden basado no sólo en el poderío militar sino en el régimen de derechos humanos, de culto, de asamblea, de prensa independiente.

En su discurso también mencionó a los fanáticos violentos que hablan en nombre del Islam.

“El peligro a la democracia va más allá que una bomba o un misil, representa el temor del cambio”.

Destacó el trabajo de funcionarios de inteligencia y diplomáticos para que ninguna organización terrorista haya ejecutado un ataque en los últimos años.

“Aunque Boston y Orlando nos recuerdan de lo peligroso que es la radicalización, nuestros organismos son más eficaces que nunca, hemos eliminado a terroristas, incluyendo a Osama Bin Laden”.

Dijo que es importante que haya una coalición global en contra del autodenominado Estado Islámico, que aseguró serán destruidos y que por ello es necesario permanecer vigilante contra agresiones externas.

“En los últimos ocho años he trabajado para que la lucha contra el terrorismo se haga sobre una base legal. Seamos vigilantes, pero no temerosos, ISIS tratará de matar a personas inocentes, pero no puede destruir a EU”.

También hizo una mención especial a su esposa Michelle Obama.

“En estos últimos 25 años no sólo has sido esposa y madre de mis hijas sino también mi mejor amiga. Asumiste un rol que no pediste y lo hiciste con gracia, estilo y buen humor”, dijo y se secó las lágrimas con un pañuelo.

Link de la nota: http://www.reforma.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?id=1021323